La Universidad implantará el doble grado de Matemáticas e Ingeniería Informática en 2018

Santiago García Granda y Celia Álvarez, jefa del departamento de Física y Química del IES Elisa y Luis Villamil de Vegadeo, a la que el rector conoció en su época de estudiantes.
Santiago García Granda y Celia Álvarez, jefa del departamento de Física y Química del IES Elisa y Luis Villamil de Vegadeo, a la que el rector conoció en su época de estudiantes. / Pañeda.
  • El rector prevé también para el próximo curso el máster de Traducción y cree que rebajar las tasas sin recibir más financiación sería «irresponsable»

La Universidad de Oviedo implantará en el curso 2018-2019 su cuarto doble grado, el de Matemáticas e Ingeniería Informática, que se sumaría así a los de Física y Matemáticas, Administración, Dirección de Empresas y Derecho y al de Ingeniería Civil e Ingeniería de los Recursos mineros y Energéticos, que se imparte en el campus de Mieres. Y, aunque de momento no haya ninguna petición al respecto, el rector, Santiago García Granda, no descartó otra doble titulación «en Arte e Idiomas». Fue lo que comentó ayer en Vegadeo, en un acto del Foro Comunicación y Escuela ante alumnos de 4º de la ESO y de los dos cursos de Bachillerato de los institutos de Navia, Tapia y Vegadeo. A ellos les avanzó que «se está trabajando en el programa» de ese nuevo doble grado, el de Matemáticas e Ingeniería Informática, que es además una antigua reivindicación de los profesores de la Facultad de Ciencias, que lo consideran imprescindible para hacer más «atractiva» su oferta formativa.

Precisamente de lo que la Universidad ofrece a los alumnos de Bachillerato que afrontan el paso a una nueva etapa educativa habló, y mucho, el rector en Vegadeo. Aunque las preguntas que, al término de su intervención, le plantearon los estudiantes de estos tres institutos sirvieron para que ahondara más en cuestiones como las tasas, el alojamiento, los 'numerus clausus' o el programa Erasmus. Respecto a la incorporación de nuevas titulaciones de grado, recordó que es una cuestión «compleja» ya que requiere de la autorización del Principado. Y avanzó otra novedad para el próximo curso: la del máster en Traducción e Interpretación. Lo que también reconoció fue «problemas que tendremos que ajustar» en los dobles grados. Se refería a casos en que el alumno «fracasa en uno de ellos y se ve en unas condiciones de inferioridad respecto a los que hicieron un solo grado».

Capítulo espinoso resultó el de las tasas y la comparación que un par de alumnos establecieron con otras comunidades autónomas, donde la matriculación es más barata. Por un lado, el rector avanzó que se están replanteando restablecer la gratuidad para los alumnos que obtengan matrícula de honor en el Bachillerato. Por otro, reconoció que con 1.028 euros de media, la matrícula de grado en la Universidad de Oviedo la sitúa en la mitad de la tabla de las instituciones académicas del país. La idea, ya avanzada ayer por EL COMERCIO, es conseguir rebajar las tasas de forma progresiva en los cuatro próximos años. En concreto, hasta un 43%, según recoge la propuesta planteada por los estudiantes. Una propuesta que el rector calificó de «muy ambiciosa», al tiempo que mostraba sus dudas de que el Gobierno regional la acepte.

Según García Granda, para compensar de alguna forma la rebaja de tasas se necesita una mayor financiación del Principado. «Yo podría ponerlas mañana en trescientos euros, pero sería una irresponsabilidad por mi parte porque o se endeuda, o la Universidad baja la calidad de los servicios que ofrece».

Precisamente, en esta línea se expresó también el presidente de la Conferencia de Rectores (CRUE). Tras un debate sobre la Universidad celebrado en Madrid, Segundo Píriz se mostró partidario de bajar las tasas y homogeneizarlas para evitar que haya comunidades en las que cueste hasta tres veces más estudiar, pero también pidió una «contraprestación económica» por parte de las comunidades autónomas a los campus públicos, pues, de lo contrario, «se les metería en un problema», según dijo a Efe.

Pisos compartidos en El Cristo

El rector también comentó en Vegadeo que tiene en mente desarrollar un nuevo tipo de alojamiento en el campus de El Cristo. Se trataría de pisos, o más bien apartamentos, para universitarios en edificios en los que tendrían servicios compartidos. Es un modelo distinto al del colegio mayor o residencia universitaria, que otorga más independencia a los estudiantes pero que, a la vez, favorece la convivencia. «Es el sistema que me parece más adecuado», reconoció García Granda, que vivió en un alojamiento de este tipo durante su estapa de postgrado en Holanda.