El Comercio

La reparación de la 'Y' acaba antes de lo previsto, pero las críticas arrecian

Operarios de Audeca, antes de supervisar el fraguado a primera hora de la mañana, con circulación fluida en la 'Y'.
Operarios de Audeca, antes de supervisar el fraguado a primera hora de la mañana, con circulación fluida en la 'Y'. / DAMIÁN ARIENZA
  • El Principado lamenta que la obra no se realizara «en momentos con menos afluencia» y De Lorenzo cree que «la cuestión es quejarse»

Misión cumplida. Tras cuarenta y dos horas los operarios de mantenimiento de la empresa Audeca retiraron ayer la señalización y los conos que impedían utilizar parte de un carril en la 'Y', concretamente un kilómetro antes de la bifurcación hacia Gijón y Avilés. Los acelerantes utilizados cumplieron su función y lograron que el hormigón aplicado en los cuatro puntos deteriorados curase antes de lo previsto. El Ministerio de Fomento tenía anunciado que hasta las ocho de la tarde no podría dar por acabada la operación, pero gracias al trabajo de sus profesionales consiguió el objetivo cinco horas antes.

El resultado es notable. El nuevo hormigón se ensambló con el resto de la losa a la perfección. Los conductores que a partir de las tres de la tarde estrenaron el arreglo constataron la ausencia de saltos o irregularidades. El buen fin de las obras y las escasas retenciones registradas en la mañana de ayer contrastan con las críticas crecientes que ha recibido la organización de las mismas.

«Probablemente pudieron haberse llevado a cabo en otros momentos de menor afluencia; la 'Y' es la columna vertebral del área central», reprochó el portavoz del Principado, Guillermo Martínez. El consejero consideró que «la cordura debe imponerse en la planificación para evitar importantes trastornos». Para el Ejecutivo regional, el episodio «pone de manifiesto la necesidad de abordar el enlace de Robledo» para comunicar la 'Y' con la AS-II. La reclamación está en el pacto por las obras estatales firmado por el Principado con las organizaciones empresariales y sindicales. «Permitiría que los tráficos se desviaran antes de Serín y pasaran a la AS-II», argumentó Martínez.

El enlace de catorce millones

Los últimos datos de las estaciones de aforo de la autovía de la industria (AS-II) evidencian un uso ciertamente moderado para una infraestructura diseñada como alternativa a la 'Y' y que acaba de cumplir su primera década en servicio. Los cuatro martes anteriores registró el paso de unos 28.245 vehículos. Esta vez, con la obra provocando un embudo en Serín, experimentó un crecimiento del 19,1% en su afluencia normal.

Son unos 5.400 conductores más de lo normal. El dato supone que solo uno de cada diez habituales de la 'Y' accedió a utilizar la autovía alternativa entre Oviedo y Gijón. Encontraron un tráfico fluido, moderado para una carretera de doble calzada ubicada entre las dos principales ciudades de la región. Su utilización es similar por ejemplo a la que presenta la autovía del Cantábrico (A-8) a la altura del aeropuerto.

Para el Principado, y para la concesionaria que explota la AS-II bajo el sistema de peaje en sombra, resulta urgente ese semienlace en el Alto de Robledo, punto en el que ambas infraestructuras se cruzan. Según los cálculos de la Consejería de Infraestructuras, la obra requiere de unos catorce millones, y permitiría trasvasar 13.500 vehículos de la 'Y' hacia la autovía de la industria.

En el pacto con los sindicatos y empresarios el Principado aprecia que la 'Y' está «prácticamente saturada», lo que le lleva a solicitar también su ampliación con un tercer carril entre Matalablina (Oviedo) y Lugones. Martínez recordó ayer esa solicitud.

Falta de concienciación

IU por su parte reiteró su petición para que el delegado del Gobierno y el jefe de la Demarcación de Carreteras dejen sus cargos. Las obras «son una afrenta a nuestra comunidad», señaló el diputado Ovidio Zapico. «Se han hecho por parte del Gobierno central sin ningún miramiento para la población asturiana, se han antepuesto los intereses de la empresa a los asturianos y debería ser al revés», recriminó. Para evitar que la 'Y' se volviera una «ratonera» en la mañana del lunes, Zapico aboga por ejecutar este tipo de arreglos durante el fin de semana.

Crítico sin llegar a tanto se mostró Ciudadanos. Su portavoz, Nicanor García rechaza exigir dimisiones, aunque censura «el momento elegido» para lanzar la reparación, en días laborables, justo cuando la 'Y' tiene un mayor uso. La formación considera que la administración también está fallando a la hora de «concienciar a la población de que existe otra alternativa, la AS-II, que debe ser usada».

Hasta aquí el bando de las quejas. Uno de los aludidos, el delegado del Gobierno Gabino de Lorenzo, no tuvo reparo en solicitar «disculpas» por los trastornos padecidos, aunque matizó que «son tres días de sacrificio, en los que hay alternativas suficientes». Según subrayó, se trata de mejoras que eran «necesarias», y que caso de haberse desplazado al fin de semana resultarían «más caras», indicó. «Si se hacen las obras, porque se hacen, y si no se hacen, porque no se hacen... la cuestión es quejarse», replicó.

Hay razones técnicas que impiden librar la reparación exclusivamente en horario nocturno. La 'Y' está hecha de hormigón, y su saneo se realiza demoliendo la zona afectada, retirando los escombros, ensamblando una nueva armadura, extendiendo el hormigón y esperando a que fragüe. Aunque se utilizan acelerantes en la mezcla, la composición exige para secar «siempre de más de un día», explican en el Ministerio de Fomento.

Otro de los condicionantes lo pone la necesidad de coordinarse «con la planta hormigonera, que produce el material que hay que llevar en su momento» y tiene su propio horario, indican. Con todo, el año pasado una de las reparaciones de la 'Y', a la altura de Lugones, sí pudo librarse en fin de semana. «Fue algo especial, estaba al lado de los polígonos y ahí hay muchísimo tráfico en días laborables, por lo que se pidió permiso a la Guardia Civil para trabajar de sábado y domingo», indica Fomento. «Cada obra tiene su singularidad y en esta como en todas se planifica buscando la mejor solución técnica y minimizando la afección al tráfico todo lo posible», agregó el ministerio.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate