El Comercio
t

«8.900 asturianos murieron a la espera de ayuda a la dependencia», alerta Espiño

  • La diputada de Podemos acusa al Principado «del desmantelamiento de la ayuda a domicilio», pero Varela anuncia mejoras para «priorizar» el servicio

«La Ley de la Dependencia es su asignatura pendiente, consejera. No solo porque Asturias suspendte con un 3,5, sino porque entre 2014 y 2016 fallecieron 8.900 asturianos a la espera de la ayuda a la dependencia a la que tenían derecho. Asusta pensar, viendo la tendencia, que serán peores los datos».

La diputada de Podemos Rosa Espiño 'asturianizó' ayer las cifras facilitadas por la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, la que creó el Observatorio de la Dependencia y que evalúa cada semestre el cumplimiento de la Ley de la Dependencia. Dice la entidad que los Presupuestos Generales del Estado supondrá «resignarse a que 36.000 dependientes fallecerán este año sin recibir su ayuda», como les ocurrió el año pasado «a 40.647 personas».

La cifra de muertos en Asturias se la espetó Espiño a la consejera de Servicios y Derechos Sociales en el pleno celebrado ayer en el Parlamento asturiano. Criticaba la diputada de Podemos el «desmantelamiento» del servicio de ayuda a domicilio, ya que acusó al Principado de «no vigilar el cumplimiento de ese servicio. Si le pregunta a los usuarios, le dirán que están cansados de que les cambien los horarios o que les roten a las profesionales que les atienden. Si les preguntan a las trabajadoras, porque la mayoría son mujeres, le contarán el bajo sueldo, los escasos diez minutos que tienen para trasladarse de un servicio a otro y la obligatoriedad de estar disponibles, sin que se les pague».

Unas profesionales, 1.827, de las que Rosa Espiño recordó que «acaban de presentarle 4.000 firmas para que realice una convocatoria para lograr la acreditación, ya que desde 2011 esta comunidad no abre ningún proceso de ese tipo y antes del 31 de diciembre quien no tenga la acreditación no podrá trabajar».

Acreditación sin examen

Esta preocupación la descartó Varela. Aseguró la consejera socialista que «ultimamos un decreto para habilitar a todas las personas de 50 años que tengan una experiencia de 2.800 horas en los últimos diez años. Además, haremos otra habilitación especial para los menores de esa edad: les diremos que tienen hasta 2020 para acreditarse».

Además, anunció que exigirá a los ayuntamientos «que no adjudiquen el servicio en base a criterios económicos» y descartó que Asturias tenga una baja tasa de cobertura. «Atendemos a 11.000 personas, de las que 2.700 tienen dependencia», señaló en su respuesta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate