El Comercio

La empresa señalada por el Fapas asegura que no llegó a ver la osa supuestamente acosada

Un oso fotografiado en Somiedo.
Un oso fotografiado en Somiedo. / E. C.
  • «Tenemos testigos, es indignante esta campaña», lamenta la leonesa Wildwatching

Un guía experimentado, vecino de Somiedo, y que trabajó 17 años como agente del Medio Natural del Principado. Dos turistas que pagaron 90 euros cada uno para que les llevara a ver osos. Juntos se acercaron en Somiedo a un paso agropecuario, por donde otras personas habían atisbado a una osa. Ellos llegaron tarde. "Ni siquiera la pudimos ver". 

Esta es la versión de los hechos que da la empresa leonesa Wildwatching, que ha sido señalada esta mañana por la asociación conservacionista Fapas por supuestamente acosar a una osa con crías. En su comunicado, el colectivo cuestiona "la necesidad" que tienen este tipo de empresas por acercarse a los animales dados los "altos precios" que cobran y amenaza con interponer una denuncia. 

"Tenemos testigos de lo sucedido que nos están llamando tristes, es indignante esta campaña del Fapas", señala Iñaki Reyero, por parte de Wildwatching. El representante de la iniciativa asegura que Fapas "ha caído en la demagogia, probablemente porque no les guste nuestros posicionamientos previos". Se refiere a las manifestaciones que viene realizando el colectivo ecologista asegurando que las administraciones mienten y en realidad el oso en la zona oriental está en extinción. "Cada vez se ven más,  no sabemos qué interés tienen en decir lo contrario", afirma Reyero.   

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate