El Comercio

El exgerente de Sogepsa sostiene que el consejo conocía a quién contrataba

  • Defiende que gastó casi un millón de euros en un sistema informático y en una serie de cursos para el personal porque reclutó a «los mejores»

José María Quirós Zarauza, el que fuera gerente de la empresa público-privada Sogepsa, declaró ayer en calidad de investigado en una causa abierta para aclarar si cometió delitos de prevaricación y malversación. Como en el pleito celebrado hace unas semanas contra el exdirector jurídico de la compañía por haber ejercido 26 años sin estar licenciado en Derecho, ni la sociedad ni su accionista principal (el Principado de Asturias) han decidido personarse para defender sus intereses. La única acusación es la Fiscalía y la letrada Silvia Garrido en representación del PP. Las diligencias se centran en los 90.000 euros pagados al funcionario J. M. C. por impartir una supuesta formación en materia urbanística y 869.207 euros más a dos empresas para desarrollar una aplicación informática. Ambos encargos se hicieron sin concurso previo. La Fiscalía admite que la sociedad no estaba obligada a convocar un concurso, pero sí a aplicar los principios de publicidad y concurrencia. El exgerente señaló que el criterio de sus servicios jurídicos es que esos requisitos sí debían seguirse en encargos de obra y urbanización, pero no en asuntos de menor entidad. Escogió al funcionario y a la empresa porque le dijeron que «eran los mejores» en su materia.

En su defensa sostuvo que el director de los servicios jurídicos avaló las fórmulas de contratación empleadas, y que los encargos sí eran conocidos por el consejo de administración.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate