El Comercio

La pública insta a Genaro Alonso a negociar «como en otras comunidades»

La cabecera de la manifestación, en su marcha por la plaza de España.
La cabecera de la manifestación, en su marcha por la plaza de España. / ÁLEX PIÑA
  • Los sindicatos reclaman volver a la jornada lectiva previa al 'decreto Wert' y el consejero responde que carece de esa «fuerza legal»

A la misma hora y a escasos seiscientos metros de la enseñanza concertada, los sindicatos de la pública se concentraban frente a la sede de la consejería de Educación, en la plaza de España de Oviedo

Los profesores, convocados por los sindicatos UGT, CC OO, ANPE, SUATEA, CSIF y CSI, reclamaron la recuperación de la jornada lectiva suspendida en 2012 por un Real Decreto del Gobierno central. «Pedimos rebajar el horario a veintitrés horas lectivas en Primaria y dieciocho en Secundaria. Sabemos que en otras comunidades se está llevando a cabo y no entendemos por qué aquí el consejero se niega a negociar con los sindicatos», señaló Enrique Fernández, de CC OO.

Durante la lectura de su manifiesto, el profesorado exigió al consejero Genaro Alonso iniciar conversaciones como ya han hecho los gobiernos de Cantabria, Andalucía, Islas Baleares o Cataluña, donde «han acordado con las organizaciones sindicales la recuperación de esta jornada lectiva».

Unas horas antes, en el Pleno de la Junta General, Alonso respaldaba la petición de los sindicatos de rebajar las horas lectivas, pero señalaba que mientras siga vigente el conocido como 'decreto Wert', el Principado «no tiene fuerza legal para regresar a ese horario, con independencia de que seamos conscientes de la carga de trabajo que significa».

Las palabras de Alonso fueron recibidas con escepticismo entre los sindicatos, que insisten en que la consejería «se muestra inoperante». «Queremos soluciones, estamos hartos de promesas. No se puede desempeñar el trabajo de forma correcta con un exceso de jornadas, ratios y minoración de plantillas», señaló el secretario general de ANPE, Gumersindo Rodríguez. «Llevamos diez años de crisis y cada vez hay más recortes», lamentó Maximina Fernández, de UGT. «Esas dos horas más son cuatro o cinco de trabajo en casa. Suponen veinticinco alumnos más con sus exámenes y trabajos que corregir», cuantificó Vicenta Acebal, en representación de la CSI.

«Esperemos que esta convocatoria unitaria sea un punto de inflexión que nos lleve a negociar», expresó Emma Rodríguez, de SUATEA.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate