El Comercio
Sandra Ruiz.
Sandra Ruiz. / M. ROJAS

Consternación por la muerte de Sandra Ruiz, presidenta de la confederación de padres

  • Falleció el miércoles a los 46 años. Tras la protesta, hubo un minuto de silencio para recordar «su lucha incansable por la libertad de elección»

Sobrecogidos. La repentina muerte de la presidenta de la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) en Asturias, Sandra Ruiz, a los 46 años, dejó impactados a cientos de manifestantes. En recuerdo a su memoria, se guardó un minuto de silencio al acabar la marcha en la plaza de La Escandalera. Ruiz iba a estar presente en la manifestación de ayer. «Dedicó hasta el último aliento a apoyar la escuela concertada, la libertad de elección de centro y la calidad de la enseñanza», señaló su compañero en la agrupación José Manuel Pimentao.

Su funeral tendrá lugar hoy, a las doce del mediodía, en la basílica de San Juan El Real de Oviedo. Casada y con tres hijos de quince, catorce y cuatro años, se había criado en Mieres, aunque toda su etapa escolar la cursó en el colegio San Ignacio de Oviedo. En 1999 se instaló definitivamente en la ciudad al casarse con Juan López y abrir una joyería, con piezas propias en la calle Argüelles, que estuvo operativa durante una década.

Antes de ser presidenta de Concapa -cargo en el que iba a dar ahora el relevo- fue secretaria de la entidad. Entre marzo y abril, formó parte de la comisión negociadora de los conciertos educativos para los próximos seis años, cuya primera reunión terminó con el anuncio del 'tijeretazo' de 32 aulas de la enseñanza concertada.

Desde entonces, como ya lo había hecho en los últimos cuatro años, señalaba que «a la concertada le acompaña siempre esa idea de subsidiariedad y no es así. Es complementaria de la pública. La Constitución -añadía- recoge la libertad de elección, da opción a los padres a que elijan la educación que mejor consideren. De ahí que haya, al menos, dos opciones para elegir». Con el planteamiento de Educación advirtió de que «se «desmantelan etapas» y que los padres «no se conformarán con el 'caramelín' de la consejería tras salvar cuatro unidades».

Ya el lunes no acudió a la rueda de prensa que ofrecieron la patronal y los sindicatos anunciando la movilización. Se encontraba mal, como así continuó el martes, pero nadie esperaba el fatal desenlace.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate