El Comercio

Educación replica que «la petición de la concertada no se ajusta a la realidad»

  • El consejero recuerda a la enseñanza pública que la decisión de otras comunidades de rebajar la carga lectiva fue recurrida

Un día después de que 3.000 personas se manifestaran en Oviedo en defensa de la enseñanza concertada y pidieran al consejero de Educación que «rectifique» el recorte de 28 aulas, Genaro Alonso señaló que «esta petición no tiene sujeción ni a la norma ni a la realidad». Porque esa realidad, insistió, es que «hay menos alumnos» y, por tanto, «no pueden pedir más unidades». Añadió, como había dicho la víspera, que su departamento no está haciendo recortes. «Recortar es quitar cuando hay lo mismo. Pero es que no es así. La cifra de alumnos ya no es igual. Hay menos alumnado y el «deber de la Administración es gestionar con eficiencia el dinero público y no sostener lo que no se puede mantener por la realidad que hay».

Mientras que el colectivo reclama que «se respete el derecho a la libertad de enseñanza» y pone encima de la mesa «los buenos resultados en pruebas internacionales, eficiencia de los recursos públicos y atención al alumnado», el consejero sostiene que la revisión de los conciertos se ha hecho «con la máxima objetividad, prudencia y flexibilidad posibles». Cabe recordar que el criterio con mayor peso utilizado es la ratio media de alumnos por aula que hay en el concejo donde está ubicado el centro .

Pero no ha sido el único. Reiteró que se han tenido en cuenta otros, «como ser la única oferta concertada en el municipio», algo que ha permitido conservar unidades. «Así ha ocurrido en Luarca, Ribadesella y Villaviciosa». También, dijo, se ha valorado la tipología, «ser una «cooperativa». «Sin salirnos del marco legal, hemos conseguido salvar unidades (cuatro) que, de otro modo, con la ratio media, estaban 'desconcertadas'. Estamos muy satisfechos con el trabajo, porque se ha hecho con rigor, seriedad y flexibilidad».

También se refirió a la reclamación de la pública que, en el mismo día, le pidió «negociar, como han hecho otras comunidades, rebajar la carga lectiva para volver a la que tenían antes del decreto del ministro Wert: 23 horas en Primaria y 18 en Secundaria. Afirmó que, incluso entendiendo su pretensión, «mientras siga vigente la actual normativa tenemos serias dificultades para rebajarla. A Andalucía se le ha recurrido dicha decisión y, por eso, queremos ser prudentes».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate