El Comercio

«Han puesto a trabajar a eventuales para que se note menos la huelga, es una inmoralidad»

Personal sanitario, esta mañana, durante la segunda jornada de huelga.
Personal sanitario, esta mañana, durante la segunda jornada de huelga. / Alex Piña
  • Esperas de hasta tres horas en la segunda jornada de paros en las urgencias de Atención Primaria

La huelga de los médicos y enfermeras de urgencias de atención Primaria registra en su segunda jornada esperas de dos horas y cincuenta minutos en centros de salud gijoneses como el de Puerta de la Villa y dos horas y tres cuartos en El Llano. En ambulatorios de Oviedo, como el de La Ería, «siete personas están esperando porque no hay enfermera de triaje (método de clasificación de los pacientes en función del grado de urgencia)», indica Luis Vega, representante de Usipa, sindicato que convoca los paros.

«Esto es lo que queríamos evitar», apunta Vega en relación a la propuesta de servicios mínimos hecha desde el sindicato al Servicio de Salud del Principado (Sespa). El comité de huelga había planteado reforzar las horas de mayor afluencia a cambio de cerrar, a partir de las tres de la tarde, los puntos de atención continuada con menos demanda. «Han preferido no aceptar para que no haya un cartel de ‘cerrado por huelga’ y han intentado hacer trampa. Están trabajando eventuales, es una inmoralidad», añade.

El representante de Usipa precisa que profesionales «que pueden ejercer el derecho a la huelga han sido contratados como eventuales para que se note menos. Les dicen que no son personal del Servicio de Atención Continuada (SAC) y que no les afecta». Los servicios mínimos impuestos por el Sespa se sitúan en un 90%, porcentaje que Usipa considera «elevado y abusivo». La previsión del sindicato es que los momentos de mayor congestión en las urgencias de Primaria se registren hasta las tres de la tarde.

Según datos de la Consejería de Sanidad, las áreas sanitarias I, II, VI, VII y VIII no presentan incidencias. En el área III, fijan el seguimiento en un médico en Cudillero y una enfermera en Soto del Barco; en el área IV un médico y un ATS en Siero y La Ería, así como una enfermera en Lugones. En el área VI, correspondiente a Gijón, son tres médicos y un ATS.

En el caso del centro de salud de Cudillero, la consejería señala que «un médico se ha encerrado y echado la llave», por lo que «se han desplazado hasta allí para hablar con él». Desde Usipa precisan que se trata de «un acto para que se sepa que está de huelga, pero no se está negando a atender a nadie». El doctor, dicen, atiende a los pacientes previa llamada al 112.

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha indicado esta mañana que su intención «es intentar llegar a acuerdos en las mesas sectoriales. En este momento se descuelga un sindicato y convoca una huelga en mitad de esas negociaciones, es legal por su parte pero nos parece extraño».

«Lo que es extraño es que ni siquiera se cumplan los acuerdos adoptados por unanimidad en la Junta General», han respondido los Médicos Eventuales de Gijón. El colectivo reclama que el servicio de urgencias sea «único y uniforme en toda Asturias, porque todos los profesionales que participan en él realizan las mismas funciones y atienden a nuestra población en horarios que no son asumidos por los médicos de los equipos».

Por su parte, el portavoz de Sanidad del Partido Popular, Carlos Suárez, ha achacado la convocatoria de la huelga a los «incumplimientos» y «desconsideraciones» del consejero de Sanidad. Suárez ha anunciado que su grupo exigirá explicaciones en la Junta a Francisco del Busto y al gerente del Sespa, José Ramón Riera.

Las jornadas de huelga finalizarán el lunes a las ocho de la mañana.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate