El Comercio

«Cien cámaras no sirven para nada si no hay nadie vigilando», dice Avispa

Una de las cámaras en la zona de espera.
Una de las cámaras en la zona de espera. / MARIO ROJAS
  • La asociación profesional denunciará ante la Agencia de Protección de Datos la falta de «personal autorizado» en el control de monitores

El centenar de cámaras que vigilarán el HUCA, instaladas por un importe de 42.000 euros, «es gastar por gastar si no se asocia a más personal». La denuncia procede de la Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa), que señala que «los vigilantes no han sido informados de su instalación» y «no tienen acceso al centro de control». Legalmente, el único personal autorizado para prestar el servicio son los vigilantes de seguridad. «No sabemos quién va a ejercer esas funciones», lamenta Jorge Cuesta, coordinador de la asociación. Por ello, Avispa presentará una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos a principios de la próxima semana.

Desde la gerencia del HUCA dicen desconocer los «términos del servicio, por depender de Gispasa». Por su parte, la Consejería indica que «las cámaras se utilizarán de la forma más eficiente para garantizar la seguridad», sin entrar a precisar si el control contará con vigilancia activa o pasiva, por corresponder al ámbito de «la gestión del hospital».

Los sindicatos Simpa y Sicepa coinciden en la necesidad de reforzar el personal de vigilancia.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate