El Comercio
Vías en ancho ibérico instaladas en la variante, cerca de La Robla; los rieles serán movidos para que tengan el ancho internacional.
Vías en ancho ibérico instaladas en la variante, cerca de La Robla; los rieles serán movidos para que tengan el ancho internacional. / E. C.

El Principado tacha de «revés mayúsculo» y «falta de respeto» abrir la variante en 2021

  • Foro tiene «la garantía personal de Rajoy» de que la obra finalizará en «esta legislatura, no en las posteriores». Ciudadanos ve su pacto incumplido

El ministro de Fomento utilizó el jueves un AVE para acudir a León y, desde allí, anunciar su calendario para Asturias. Dijo Íñigo de la Serna que el 'fondo de saco' quedaría resuelto a finales de 2018, el tramo León-La Robla tendría vías de ancho mixto un año después, y que la variante quedaría completada en los últimos meses de 2020 con vías de ancho internacional -las del AVE- para que los trenes de pruebas la pudieran circular el curso siguiente. A partir de Pola de Lena se maduraran obras de «adecuación de vías y reducción de limitaciones de velocidad». Los estudios avanzados por sus antecesores para ejecutar dos nuevas variantes de hasta 1.600 millones de coste se aparcan porque las reducciones de tiempo que ofrecen «no justifican» un desembolso que definió como «elevadísimo».

Ha sido superar la cordillera, y las promesas desataron una nueva tormenta de reproches del Gobierno regional, Podemos, IU y Ciudadanos. Foro por su parte evitó entrar al trapo y se cuidó de recordar que su pacto con el PP es para abrir los túneles «en esta legislatura».

El enfado más evidente fue el del Principado, que habla de «revés mayúsculo para los intereses socioeconómicos de nuestra comunidad» y juzga «inaceptable condenar a Asturias a diecisiete años de espera para una obra capital».

En su primera visita a la región, en diciembre, De la Serna dijo que abrir el primer túnel de la variante este año, como se pactó con Ciudadanos, «no va a ser fácil», y matizó que en cuanto tuviera fechas más ciertas se las daría, en primer lugar, al presidente del Principado, Javier Fernández. Anunciarlas ahora en una visita a León es una «falta de respeto y desconsideración», afeó Belén Fernández, la consejera de Infraestructuras. La responsable de obras regionales aprovechó para reclamar a Foro que, por «un mínimo de clase política, rectifiquen» las acusaciones que hicieron contra ella por afirmar hace unas semanas que los directivos del ministerio le había admitido que los túneles no abrirían antes de 2021.

En Podemos lamentan «el enésimo retraso» de las obras y consideran que el Gobierno de Mariano Rajoy «no tiene legitimidad presentar plazos». Como el Principado, también prefería en la variante vías que permitieran el paso de mercancías. «Resulta sorprendente que finalmente se opte por el triple hilo en León-La Robla pero a partir de ahí se ponga internacional, cuando la opción de tener triple hilo hasta Campomanes podría ser una solución viable para conjugar el transporte de mercancías», señaló su diputado Héctor Piernavieja.

Palabra de presidente

Foro Asturias, socio electoral del PP y apoyo clave para sacar adelante los presupuestos de 2017, midió sus palabras. Su presidenta, Cristina Coto, dijo tener «la garantía personal del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, del cumplimiento del 'Acuerdo para Asturias' referido a esta legislatura y no a las posteriores, y tengo la certeza de que así va a suceder». En la formación recuerdan que el texto firmado con los populares compromete la apertura del primer túnel de la variante «de manera inmediata, lo antes posible el segundo», todo con vías de ancho internacional y «en esta legislatura que termina en 2020». Coto considera que la negociación del presupuesto de este año ha permitido iniciar el acatamiento de este pacto PP-Foro, pero advierte de que de cara a las cuentas de 2018 su partido «velará» por lograr fondos suficientes.

En Ciudadanos digieren comprobar que su pacto de investidura con el PP queda, en esta materia, en papel mojado, y prometen una batería de iniciativas en el Congreso de los Diputados. «Es un despropósito», resumió portavoz Nicanor García.

El más expresivo resultó Gaspar Llamazares, quien desde IU reclamó «declarar al ministro persona 'non grata'» y solicitar su cese. «Es una burla y un escarnio» el retraso sobre el calendario previsto, indicó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate