El Comercio

Aperitivo de verano a 34,7 grados

fotogalería

Ambientazo en la playa de San Lorenzo, en Gijón, al mediodía, con buena temperatura y un importante Nordeste. / DANIEL MORA

  • El calor que lleva toda la semana sofocando el país termina por irrumpir en la región

  • A cuatro días del cambio de estación, las temperaturas más altas se registran en zonas de cordillera. El sol se quedará hasta el jueves

Fin de semana de restallu en toda Asturias. La ola de calor que durante toda la semana ignoró a la región se aproximó ayer al Principado, dejando una temperatura máxima de 34,6 grados en Ibias. Los mercurios más dilatados se registraron en zonas de cordillera como Degaña (32,1), Pola de Somiedo (31,8) y Aller (31). En la costa, los 26 grados de Gijón, los 25 de Avilés ó los 20,7 de Llanes permitieron a los más dispuestos disfrutar de un anticipo del verano que formalmente, llegará el próximo miércoles. El viento del Nordeste y un Cantábrico a 19 grados dejaron el día más propicio para el baño de sol que de agua.

El sol llega para quedarse al menos hasta el jueves, según los pronósticos de la Agencia estatal de meteorología (Aemet). Hoy calcula que las máximas permanecerán en ascenso general, con cierta nubosidad en las primeras horas en el suroccidente de la región. Las mínimas nocturnas seguirán siendo generosas, aunque sin cambios. En las playas los vientos del este y nordeste seguirán aliviando a los amantes de la sombrilla y toalla.

Prealerta de sequía

Las condiciones invitan al bañador, pero resultan funestas para la situación de prealerta de sequía en la que permanece la región. Por primera vez desde 2011, los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) se vieron en la obligación de dar este toque de atención, que implica la convocatoria de un comité de seguimiento que vigile los niveles de los ríos y la respuesta que están dando ciudadanía, instituciones y empresas. De momento el llamamiento no pasa de hacer un uso racional del agua, y reducir en lo posible las operaciones de baldeo, riego de calles, así como de parques y jardines.

Aunque la prealerta atañe a todo el territorio, el problema está localizado en las poblaciones que dependen de los ríos para asegurar su abastecimiento. Los caudales son tan pobres que están complicando una temporada de pesca que, oficialmente, debía alargarse hasta el 15 de julio para el salmón, el 31 del mismo mes en la modalidad sin muerte, y el 15 de agosto en truchas reos y otras especies.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate