El Comercio

Los profesores jubilados podrán seguir colaborando con los centros, pero sin dar clase

Genaro Alonso, en el centro, posa con el resto de autoridades antes del acto de homenaje a los 493 trabajadores de la educación pública jubilados desde marzo de 2016.
Genaro Alonso, en el centro, posa con el resto de autoridades antes del acto de homenaje a los 493 trabajadores de la educación pública jubilados desde marzo de 2016. / MARIO ROJAS
  • La Consejería de Educación quiere aprovechar «su talento y experiencia» a partir del próximo curso. Lo hará «a coste cero»

Será una colaboración voluntaria y sin contraprestación económica. El Gobierno del Principado está elaborando una resolución para que, el próximo curso, los docentes jubilados puedan seguir colaborando con los centros educativos o los Centros de Profesorado y Recursos (CPR). Eso sí, solo en tareas administrativas, ponencias o como «apoyo logístico» para determinadas actividades. «Queremos aprovechar esa experiencia, el talento y el trabajo realizado», explicó ayer el consejero de Educación, Genaro Alonso, antes de participar en Oviedo en un acto de homenaje a los 493 trabajadores de la educación pública -personal docente y no docente- que se jubilaron o se jubilarán entre el 1 de marzo del año pasado y el próximo 31 de agosto.

Descartó el consejero que la medida -que ya se aplica en otras comunidades- pueda destruir empleo estructural. «No tiene nada que ver, en ningún caso estarán como docentes ni realizarán tareas lectivas», subrayó. Además, será «a coste cero».

De hecho, aseguró que, sin que aún exista un marco jurídico que lo regule, esa colaboración ya es algo que se está produciendo en Asturias. Y puso como ejemplo el reciente aniversario de un centro escolar ovetense, en el que colaboró activamente un exjefe de estudios, ahora jubilado. El marco legal en el que se va a inspirar Asturias para permitir esta colaboración desinteresada de los docentes jubilados es la que ya existe en Aragón.

También avanzó que se está trabajando en una red para establecer contactos y mantener comunicación con el profesorado jubilado.

Por otro lado, y respecto a la EBAU Alonso calificó de «excelentes» los resultados de esta primera Evaluación de Bachillerato de Acceso a la Universidad en Asturias, que superaron el 92,4% de los alumnos presentados a la convocatoria de junio.

En lo que respecta al contenido de la prueba, aseguró que la consejería trató de que no fuera «distinta ni distante» de la antigua selectividad dado que el currículum «sigue siendo más o menos el mismo». «El objetivo es preguntarles por lo que saben y no por lo que no saben. No es cuestión de plantear mayor exigencia sino de plantear a aquello que los alumnos tienen que saber para acceder a la Universidad», manifestó para negar que la elevada tasa de aprobados sea indicativa de falta de exigencia. Incluso sacó pecho al señalar que uno de los aspectos que contribuyeron a esos buenos resultados fue «la planificación» que se hizo desde el Principado para que los alumnos no sufrieran las consecuencias de «retrasos imputables al Gobierno de España» en cuestiones como las reválidas o el decreto de enero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate