El Comercio
El arte del escanciado

El arte del escanciado

  • LA BARRACA. Las hermanas Ovín están consideradas entre las mejores escanciadoras de sidra de la región. Conocen el producto y lo tratan como se merece. En la mesa les gusta respetar las estaciones: bonito en verano, caza en otoño y oricios en invierno, todo ello regado con "palos" seleccionados

Ubicada en Nava, en pleno corazón de la comarca de la sidra, nos encontramos con La Barraca, todo un referente en el sector sidrero. De índole familiar, y regentado ya por la segunda generación, con Susana Ovín al frente, fueron sus padres quienes fundaron el establecimiento en el año 1993.

Tras dejar el testigo a sus hijas, juntas lo llevaron durante años, en la actualidad es una de ellas, Susana, quién capitanea con buena mano este templo del buen yantar y la mejor sidra.

El arte del escanciado

Apostando por un concepto de sidrería tradicional, La Barraca pronto empezó a hacerse un nombre en la hostelería local, un nombre que consiguió traspasar fronteras tras su participación en los concursos de escanciadores y en los que su hermana Laura y ella fueron las dos primeras mujeres en presentarse a un certamen que hasta el momento había sido exclusivo de hombres.

El arte del escanciado

Una participación que dió sus frutos, ya que además en año 1999 Susana se convirtió en la primera mujer ganadora del Campeonato Oficial de Escanciadores de Sidra de Asturias.

Al año siguiente, sería su hermana Laura Ovín quién consiguió alzarse con el primer puesto, un puesto, el de Campeona, que Susana repitió en los certámenes de los años 2004 y 2005. La Barraca se convirtió así en un establecimiento donde poder disfrutar de la mejor sidra escanciada por campeonas de Asturias.

Cocina tradicional asturiana

El arte del escanciado

Pero a La Barraca no solo acude la gente a verlos escanciar, y es que esta fama bien merecida pronto se trasladó a los fogones, en donde la apuesta por la especialización y cuidado de la sidra empezó a verse y saborearse en su propuesta culinaria. A las tapas y raciones típicas presentes en su carta empezaron a sumarse platos con la sidra como protagonista, como el Bacalao a la Sidra, convertido hoy en su plato estrella y buque insigne del establecimiento y al que se fueron sumando otras especialidades como los medallones de lomo a la sidra o los pimientos rellenos a la sidra, hasta configurar una carta especial dedicada a los platos elaborados con sidra.

Sustentada en la cocina tradicional asturiana, su carta destaca por ofrecer además, productos de temporada en la que puede disfrutarse desde unas jornadas gastronómicas de las setas silvestres de primavera, la temporada de bonito y sardinas en verano, o los oricios cuando llega el invierno. Dentro de su variada oferta gastronómica destaca asimismo el Cabrito Guisado o los tortos de maíz elaborados con harina traída del Molín de Corao.

En cuanto a local, de decoración rústica, cuenta con zona de sidrería y comedor a la que se suma su terraza cubierta, abierta todo el año y estrella del establecimiento, ya que los días de sol se convierte en parada obligatoria para disfrutar de unas buenas botellas de sidra. Y es que el nivel de exigencia en torno a la sidra en Nava va más allá del escanciado, por ello en La Barraca la sidra se cuida y se trata de manera especial, acudiendo cada año al lagar a probarla para seleccionar los mejores toneles, almacenándola el tiempo suficiente y con un trato específico de temperatura. No es de extrañar por tanto que Susana imparta cada año cursos de escanciado de sidra. Además de la sidra natural y la sidra D.O, cuentan con una amplia variedad de sidras como la Brut, botellín, sidra achampanada, aguardientes de sidra, etc.

SIDRERÍAS DE ASTURIAS, CALIDAD NATURAL

El arte del escanciado

En Asturias hay más de 500 sidrerías. Aquí valoramos el “palu”, el lote, porque la sidra no sabe igual todo el año, el escanciado natural y una oferta gastronómica basada en las materias primas autóctonas. La marca de calidad “Sidrerías de Asturias” pretende reconocer el esfuerzo de aquellos establecimientos que cuidan los detalles, que escancian bien el producto, que lo conservan y dan a degustar a la temperatura adecuada, que siempre tienen sidra acogida a la Denominación de Origen y que cuentan en su carta con un buen número de platos típicos de nuestra gastronomía elaborados con materias primas asturianas. Son lugares que defienden la singularidad y que han sido visitados de forma anónima en varias ocasiones para comprobar que se ofrece un servicio de calidad en un entorno con marcado carácter asturiano.

Sidrería La Barraca es una de las sidrerías elegidas, uno de los 21 templos existentes actualmente en Asturias donde disfrutar de la sidra y de atractivas viandas que alimentan cuerpo y alma.

Aquí están todas las sidrerías integrantes de la marca “Sidrerías de Asturias – Calidad Natural

QUÉ VISITAR EN LAS PROXIMIDADES

Su cercanía al Museo de la Sidra, también en Nava, convierten a La Barraca en el broche perfecto tras una visita al equipamiento. Los montes de Peñamayor y toda la actividad turística y de naturaleza que generan, ya sea en forma de rutas de senderismo, montaña, mountain bike o parapente hacen también de ella el punto de partida desde donde reunirse para comenzar una ruta o el lugar donde reponer fuerzas y relajarse al finalizar.

Las visitas guiadas a la Berrea, las numerosas jornadas gastrónomicas realizadas a lo largo del año, el Festival de la Sidra de Nava forman también parte de los numerosos reclamos del concejo que cada año atrae a numerosos visitantes amantes del turismo rural.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate