El Comercio

Cuatro jóvenes viven en la calle desde marzo al acabar la tutela del Principado

Cuatro jóvenes viven en la calle desde marzo al acabar la tutela del Principado
  • Identidad para Ellos, ONG especializada en menores protegidos por la región hasta su mayoría de edad, pide la cesión de un edificio «para su autogestión»

«En los últimos tres meses nos han llegado tres casos. Son jóvenes que han pasado la mayor parte de su vida en centros regionales, ya que el Principado tenía su tutela. Al cumplir los 18 años, quedan en la calle. En las de Gijón, en los últimos tres meses tenemos cuatro».

Marcos Madrigal es el fundador de Identidad para Ellos. Una ONG que, desde 2002, se dedica a atender a jóvenes que han quedado fuera de la tutela del Principado al llegar a la mayoría de edad. Su sensación es que «todo sigue igual que cuando empezamos», ya que no existe un plan regional «para ayudar a esos menores, que no han estudiado ni tienen trabajo, cuando se convierten en adultos. El Principado tiene una responsabilidad con ellos, pero no parece entenderlo. Es como si unos padres ponen en la calle a su hijo cuando cumple los 18 años».

Estos cuatro casos en tres meses se unen a todos los jóvenes «que en los últimos años han pasado por esa situación». Una circunstancia que, tal y como adelantó EL COMERCIO, tiene muy preocupadas a las responsables del Albergue Covadonga. Durante su reciente presentación de la Memoria 2016 de la Fundación Albergue Covadonga, tanto la directora, Cristina Avella, como la responsable de programas, Julia Castro, alertaron de la llegada a la entidad de «jóvenes de entre 18 y 21 años», procedentes «de centros del Principado».

Según explicaron ambas, «tenemos una gran preocupación, ya que vemos que, cada vez más, tenemos en la calle a personas de este colectivo. Llegan rebotados de centros, sin formación ni empleo. Su futuro pasa por la calle y creemos que no puede ser así. Se necesita un plan de atención específica».

Una propuesta que aplaude Identidad para Ellos. «Nosotros enviamos una propuesta al Ayuntamiento de Gijón para los presupuestos participativos: que nos cedieran un edificio, de no más de seis viviendas y con bajos comerciales, para ubicar ahí a los chavales y abrir en los bajos empresas de inserción social», explicó Marcos Madrigal.

Su petición, asegura, «quedó sin respuesta. Ni siquiera se planteó su votación, aunque creemos que sería una iniciativa que daría buenos resultados». Según su experiencia, «estos jóvenes salen de la tutela regional con escasa formación. Pero sí quieren estudiar y trabajar. En ese edificio, además de viviendas tuteladas, les daríamos formación, mientras que en las empresas instaladas en los bajos comerciales podrían llevar adelante proyectos empresariales para autogestionarse».

Mientras espera por esa respuesta, Madrigal reclama que estos jóvenes «sean prioritarios en los planes especiales de empleo y en los de vivienda. Gijón necesita un parque joven de vivienda. Y no somos nosotros los únicos que alertamos sobre estos casos, el Albergue Covadonga también lo está viendo».

Críticas de Xixón Sí puede

También vio el problema el pleno municipal. Tanto que en abril del año pasado aprobó la propuesta de Xixón Sí Puede de crear un Proyecto de Hogar para vida independiente de jóvenes extutelados. «No se traba solo de un plan de vivienda, sino de una actuación más integral», recuerda la concejala de la formación Estefanía Puente. El acuerdo plenaria habla de incluir a este colectivo «como prioritario en las ayudas municipales sociales, al empleo y de escuelas taller», así como de buscar para ellos «un programa de viviendas compartidas». Un año después, «seguimos sin tener noticias de este plan», critica Estefanía Puente, que anuncia su intención «de reactivar el programa».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate