El Comercio

La Junta modifica la ley de drogas para permitir la publicidad de la sidra y el vino de Cangas

Asturias modifica la ley de drogas para permitir la publicidad de la sidra y el vino de Cangas
  • El parlamento autonómico aprueba, a instancias de la Unión Europea, una modificación normativa que prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas de más de 20 grados en soportes de titularidad pública

El pleno de la Junta General del Principado ha aprobado hoy modificar la Ley de atención integral en materia de drogas y bebidas alcohólicas para atender el requerimiento de la Unión Europea que, a través de Competencia, instó al Gobierno regional a no ser proteccionista con bebidas que tienen su lugar de fabricación en Asturias. El dictamen contó con el apoyo de los grupos socialista, popular, Foro y Ciudadanos, mientras que Podemos e IU se abstuvieron.

Este proyecto de modificación de la ley elimina el punto que tiene que ver con la protección a los productos producidos en Asturias y que tengan denominación de origen para dar respuesta a la exigencia comunitaria que precisa que una región europea no puede proteger a sus productos originarios frente al resto de la Unión.

El texto alternativo prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas en cualquier tipo de soporte de titularidad pública siempre que tengan una graduación superior a los 20 grados. También prohíbe los anuncios de bebidas alcohólicas que, en el caso de la publicidad exterior, se encuentren a menos de 200 metros de centros educativos o de apoyo a personas con problemas de alcoholismo.

Este artículo modifica así la ley de atención integral en marcha de drogas y bebidas alcohólicas aprobada en marzo de 2015 y que, poco tiempo después, fue objeto de reparos por la UE, según ha recordado el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, que ha señalado que la legislación en Asturias no puede contemplar una situación "diferente" para bebidas como la sidra o el vino de Cangas.

Desde IU, Marta Pulgar ha justificado la abstención de su grupo en que la modificación propuesta "no cambia sustancialmente" el contenido anterior y porque el legislador parece que quiere hacer prevalecer los intereses económicos sobre la salud.

El parlamentario de Podemos Andrés Fernández Vilanova también ha incidido en que su grupo no participó en la elaboración inicial de la ley y que la redacción final no es satisfactoria y que debería haberse planteado una perspectiva más pedagógica sobre el consumo.

El popular Carlos Suárez ha recordado que el texto de la ley inicial estaba consensuado y que la modificación aprobada ha sido obligada por imposición de la Unión Europea, pero que en su opinión, empeora la redacción final.

La socialista Eva Pérez ha afirmado que con modificación sigue habiendo un amplio consenso para limitar la publicidad, pero también para que, por razones históricas o culturales, las limitaciones no afecten a la sidra.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate