Más de 7.000 esquiadores disfrutaron de Pajares y Fuentes durante el puente

E. C. GIJÓN.

Las estaciones de esquí de Fuentes de Invierno, en el concejo de Aller, y Valgrande-Pajares, en Lena, registraron durante el puente de la Inmaculada un total de 7.021 usuarios.

Según los datos facilitados por las estaciones de esquí, ha sido el primer puente en los últimos cinco años en el que ha sido posible la práctica de los deportes de invierno en ambas instalaciones asturianas, aunque con unas condiciones meteorológicas cambiantes.

Los primeros días, el miércoles y el jueves, el tiempo fue estable y presentó unas buenas condiciones en general, favoreciendo la conservación de unos espesores de nieve escasos todavía, así como su calidad.

A partir del viernes las condiciones han ido empeorando, con lluvia y niebla de manera intermitente que cubría la parte alta de Pajares, mientras que en Fuentes de Invierno se registró lluvia débil. Este cambio meteorológico mermó los espesores de nieve y por consiguiente las pistas útiles para los usuarios.

Frente a los casi 23 kilómetros que había esquiables los dos primeros días del puente entre ambas estaciones, ayer fueron solo nueve los kilómetros abiertos al esquí en doce pistas.

Pero, por fortuna, el aviso de la llegada de la borrasca 'Ana' no perjudicó la actividad de las estaciones de esquí, ya que la previsión de fuertes vientos en las cumbres más altas de la cordillera amenazaba ayer con tener que cerrar al público los remontes y dar por concluida la jornada antes de tiempo. No obstante, los esquiadores pudieron disfrutar hasta el último momento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos