8.526 asturianos optan a una ayuda de los casi 15 millones del Plan Estatal de Vivienda

El ministro y Varela sellan la prórroga, y el Principado aprueba 2,2 millones para familias con hijos y sin recursos

CHELO TUYA GIJÓN.

La rúbrica para disponer del dinero llegó ayer, pero la convocatoria para presentar solicitudes se abrió ya en junio. Son 8.526 los asturianos que optan a una ayuda de los casi quince millones que incluye el Plan Estatal de Vivienda. Un documento que prorrogaron ayer en Madrid el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela.

El acuerdo supone disponer de 14.868.282 euros, de los que 7,3 millones se destinarán a ayudas al alquiler; 6,5, a rehabilitación, de los que 600.000 euros irán a regenerar áreas degradadas; 400.000 a rehabilitar el parque público de viviendas de alquiler, y 70.000 euros a la evaluación de edificios.

La ayuda más demandada, la que subvenciona el pago de un alquiler, llegó el año pasado a 5.142 personas. El Principado había calculado que, este año, serían 6.500 las personas beneficiarias, pero ya ha recibido 7.974 peticiones. Del resto de solicitudes ya presentadas, destaca el Gobierno regional que 386 corresponden a comunidades de vecinos que quieren rehabilitar el edificio y 154 buscan financiar el informe de evaluación.

Respecto a los pisos públicos, Varela adelantó que los 400.000 euros de la financiación estatal se distribuirán en 300 inmuebles que necesitan reparación. El coste total de la obra será el doble y el Principado se compromete a poner las viviendas, una vez renovadas, a precios asequibles durante 50 años.

Más de 3.300 menores pobres

Mientras Varela firmaba en Madrid la prórroga del Plan Estatal de Vivienda, el Consejo de Gobierno del Principado aprobaba una de sus peticiones: destinar 2,2 millones a familias con menores y sin recursos.

De acuerdo a sus cálculos, la subvención llegará a más de 3.300 menores, ya que son esas las unidades familiares que pueden beneficiarse en el reparto. El Principado les dará, en pago único, 700 euros, y serán elegidos por los ayuntamientos de toda la región. Entre todas las solicitudes presentadas, los consistorios deben elegir a las familias en mayor riesgo de pobreza. En 2016 recibieron esta paga 3.281.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos