Abogadas para la Igualdad pide cárcel para el psicólogo forense de Oviedo

Sentadas, María Martín y Elena Ocejo. De pie, Bárbara Román y Rosa Cuervo./PABLO LORENZANA
Sentadas, María Martín y Elena Ocejo. De pie, Bárbara Román y Rosa Cuervo. / PABLO LORENZANA

La entidad, junto a la fundación Women’s Link, acaba de presentar en el juzgado la primera querella del país por delito de odio hacia la mujer

CHELO TUYAOviedo

Se fundamenta en cinco víctimas, pero las firmantes de la querella hablan de «cientos de casos». De hecho, abogados que no han participado en ella consideran «habitual» que el psicólogo forense de Oviedo acuse a las víctimas de violencia de género o a las madres de menores víctimas presuntos abusos sexuales por sus padres de «mentirosas» y de denunciar a sus exparejas «por intereses espurios» Por ese motivo, Abogadas para la Igualdad, la entidad que aglutina a numerosas profesionales asturianas, acaba de presentar en los juzgados de Oviedo la primera querella del país por delito de odio hacia la mujer. Un delito que se pena con hasta dos años de cárcel. Además, también piden su inhabilitación y le imputan otro delito de falsedad documental.

Noticias relacionadas

No lo hacen solas letradas asturianas. Cuentan con el respaldo de Women’s Link Worldwide, la fundación sin ánimo de lucro de ámbito internacional que defiende los derechos de las mujeres y las niñas.

Entienden ambas entidades que «de forma habitual, cuando las mujeres denuncian situaciones de violencia de género o violencia sexual corren el riesgo de que sus testimonios no sean creíbles por el hecho de ser mujeres».

Eso es lo que dicen ha ocurrido con las cinco víctimas que fundamentan la querella. Son cinco casos «evaluados y desacreditados por el psicólogo forense de Oviedo». Dos de los casos son mujeres adultas que denunciaron violencia de género por parte de sus parejas. Los otros tres casos son abusos sexuales a menores, dos de ellos por parte del padre y uno, por el abuelo. Se da la circunstancia de que en uno de esos tres casos «el acusado fue, finalmente, condenado por la Audiencia al encontrar creíbles las pruebas. Pero el informe del psicólogo desacreditaba el testimonio de la víctima».

«Las mujeres manipulan»

«Estamos ante un delito de odio en base al género, ya que los informes que emite en juicios por violencia de género y por abusos sexuales desacredita el testimonio de las mujeres y de sus hijos e hijas, basándose en prejuicios y estereotipos de género, como que las mujeres manipulan a sus hijos e hijas para dañar a sus parejas o exparejas».

La presidenta de Abogadas para la Igualdad, la letrada Elena Ocejo, explicó que «en la mayoría de los casos, no da credibilidad a las víctimas, a sus hijos e hijas, entiende que las denuncias son falsas, se presentan por motivos espurios o instrumentales. Esto supone denigrar siempre el testimonio de las mujeres».

Además de denunciar la falta de credibilidad hacia el testimonio de las mujeres, las abogadas encuentran probado el delito de odio de género en que el psicólogo forense «se basa en estereotipos: la mala madre, la mala mujer», lo que supone, a su juicio, «un grave problema». Recordó que «Save the Children habla de la falta la credibilidad del testimonio de menores en delitos sexuales. Es muy grave, porque esos delitos no son ni investigados. Es necesario tener protocolos hechos por profesionales con formación en género y formación en menores».

Por su parte, la abogada de Women’s Link, Elena Laporta, apuntó que «conocemos demasiados casos en los que cuando las mujeres denuncian violencia de género o violencia sexual, no se las cree por el hecho de ser mujeres y se las trata como unas mentirosas que se aprovechan de los procedimientos judiciales. Eso es un delito de odio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos