Absuelto el reo juzgado por tráfico de drogas en la cárcel asturiana

La jueza valida el argumento de consumo propio que alegó por la tenencia de 1,57 gramos de heroína y cinco pastillas de alprozolam

R. MUÑIZ GIJÓN.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial, en Oviedo, ha absuelto al preso del centro penitenciario de Asturias que fue juzgado a finales de enero acusado de un delito de tráfico de drogas dentro del penal. El tribunal considera que no está acreditado que la droga que le fue intervenida -cinco comprimidos de alprazolam y 1,57 gramos de heroína- fuesen para la distribución a terceros y no para consumo propio, como acreditaba el procesado, que estuvo representado por el abogado Iván Cortina.

El representante del ministerio fiscal solicitaba para el acusado una condena de cuatro años de cárcel por un delito contra la salud pública. El preso se hizo con la droga en un encuentro vis a vis en enero de 2016 y lo intentó ocultar introduciéndolo en el cuerpo para pasar los controles de los funcionarios, que acabaron por localiza las sustancias con la utilización del escáner.

«Es evidente que cuando el consumo de drogas se realiza en el interior de un centro penitenciario por una persona privada de libertad, como aquí ocurre, las dificultades que para su adquisición se presentan son notablemente superiores a las que tendría si se encontrase en libertad, por lo que es posible justificar que se posea una mayor cantidad y si además se tiene en cuenta que esa persona presentaba un cuadro grave de politoxicomanía», señala la jueza en la argumentacióin de la sentencia absolutoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos