La administración electrónica, más lenta de lo deseado

Otra de las medidas de ahorro que está tratando de implantar el rectorado, la de la administración electrónica, tiene como fin agilizar las gestiones y reducir el consumo de papel en favor de los trámites 'on line'. Así, por ejemplo, ya está en pruebas la solicitud de permisos y licencias del personal, así como la presentación de solicitudes genéricas por registro electrónico. Y está en desarrollo la obtención de la Hoja de Servicios con firma de sello de órgano. Con todo, admiten que el avance no está siendo «todo lo rápido que nos gustaría» y lo achacan a la necesidad de tener que revisar «cualquier modificación que se lleva a cabo para asegurar la garantía jurídica» de los nuevos procedimientos. La administración electrónica es algo en lo que «necesitamos mejorar, pero para eso necesitamos financiación extraordinaria porque no tenemos programas de gasto que nos permitan cubrir estas acciones», afirma el rector.

Fotos

Vídeos