Las agencias de viaje asturianas rechazan reservar en pisos turísticos «por competencia desleal»

Un grupo de turistas, ante la catedral de Oviedo.
Un grupo de turistas, ante la catedral de Oviedo. / MARI ROJAS

La patronal asturiana del sector urge al Principado a comercializar paquetes «con establecimientos legales» y reclama «más inspecciones y multas»

CHELO TUYA GIJÓN.

Solo 74 asturianos con interés en alquilar su piso a viajeros tienen una licencia en vigor como Vivienda de Uso Turístico (VUT). Sin embargo, las plataformas de internet ofrecen en Asturias más de 300 alojamientos de ese tipo. En algunos concejos, como Gijón, de las 40 VUT con licencia en vigor, se pasa a los 148 pisos turísticos comercializados en plataformas como Airbnb, la principal de esta modalidad de alojamiento. En Oviedo, solo hay una licencia vigente en el Registro habilitado por el Principado el año pasado para legalizar esta oferta, sin embargo se ofrecen en alquiler 78 viviendas. En Llanes se detecta la mayor diferencia: solo siete viviendas tienen una licencia VUT vigente, pero en Airbnb aparecen 102. Casi el doble de propietarios llaniscos que han solicitado permiso y están 'en tramitación': 67.

Los datos, conocidos tras un estudio realizado por EL COMERCIO, han unido al sector turístico y a los grupos de la oposición en la Junta en una queja común: piden todos al Principado más inspecciones y sanciones. «Que se cumpla la ley», dicen los empresarios, mientras que los políticos han exigido la comparecencia ante el Parlamento del consejero de Industria, Empleo y Turismo, Isaac Pola, «para que dé explicaciones». Porque, un año después de que el Gobierno regional aprobara el decreto que regula esta actividad, contra la que se han levantado ya otras comunidades autónomas como la catalana o la balear, las cifras demuestran que la oferta no regularizada es superior a la que ha pasado por el registro.

Un coro de voces al que ayer se unió la patronal de las agencias de viaje. Aglutinadas en Operadores Turísticos y Agencias de Viajes de Asturias (OTAVA), aseguran que «solo trabajamos con establecimientos legales, por tanto no podemos reservar en estos establecimientos ilegales, que son competencia desleal para los hoteles». Así lo aseguró su presidente, Íñigo Fernández.

En opinión de los socios de OTAVA, «resulta increíble que el Principado tenga en trámite, sin resolver, tal cantidad de licencias». En referencia a que, tal y como desveló este periódico, hay 398 peticiones en tramitación. «No se sabe si es por falta de personal en la tramitación, por defectos de forma en el trámite o si las viviendas no cumplen los requisitos. De todas formas, si no tienen la preceptiva licencia, no deberían estar en el mercado», señaló.

Un mercado en el que no solo sufren los hoteles, casas rurales e, incluso, los campings con bungalós una «competencia desleal», sino que también afecta a las propias agencias de viaje. «Estas plataformas nos hacen competencia a las centrales de reservas y agencias legalmente establecidas».

Treinta sanciones impuestas

Una competencia que también sufren, explica Fernández, «por entidades que organizan viajes sin tener licencia. En el último año hemos presentado treinta y cinco denuncias y se han resuelto treinta con expediente sancionador».

Las agencias de viaje defienden que «se denuncie a todos los que ejercen actividades sin licencia. En este caso, a los propietarios de viviendas». En esa línea, OTAVA solo comercializa «paquetes con establecimientos legales» y urge al Principado, precisamente, a que potencie «este tipo de alojamientos, que son los que generan riqueza». Piden, como empresarios y políticos, «más inspecciones y sanciones. Esto es un daño para toda la región».

Más noticias

Fotos

Vídeos