Agosto turístico en pleno octubre

Gijón. La playa de San Lorenzo, repleta de bañistas como si de una mañana de agosto se tratara, con el Muro lleno de paseantes. / JORGE PETEIRO

Las temperaturas estivales y las ofertas llenan los alojamientos asturianos | La ocupación media ronda el 95% en un puente con terrazas hosteleras repletas y el Cantábrico a la misma temperatura que este verano

CHELO TUYA GIJÓN.

El Cantábrico está hoy y lo estará mañana, incluso durante todo el puente, a 21 grados. Es la temperatura máxima a la que llegó en pleno mes de agosto. Dice la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que en las playas asturianas hay sensación «suave». Que apetece el baño y no solo de un sol que está garantizado hasta el lunes. Pero octubre no solo está clonando las temperaturas estivales. También lo está haciendo con la ocupación.

Asturias tiene hoy reservadas el 95% de sus plazas, lo que significa que las tres principales ciudades, Gijón, Oviedo y Avilés, viven estos días llenos propios de sus fiestas patronales. Llanes es, por su parte, uno de los destinos favoritos del norte, con un 98% de ocupación. La misma que San Sebastián o Gijón.

«Estamos satisfechos», reconocía el vicepresidente de Otea, Fernando Corral. El portavoz de la hotelería dentro de la patronal turística y experto en análisis apuntaba esta semana que, pese a crecer un 7% menos que la media regional, a lo largo de 2017 en Asturias «llenar en fines de semana y puentes no es un problema». Y las principales centrales de reserva ratifican sus palabras. Como ejemplo, lo que ocurre en Gijón: para dormir hoy Booking solo ofrece una plaza en una pensión y un apartamento privado.

«Es el broche de oro para un gran verano», reconocían a EL COMERCIO las patronales turísticas del Oriente, que ya han visto confirmados los llenos esperados. Y no solo en los alojamientos, sino que también la hostelería está registrando ocupaciones propias de momentos festivos. Cimavilla, en Gijón, era ayer buena prueba de ello. En Cangas de Onís, las terrazas tenían personas a la espera de una silla libre. En Oviedo, la sobremesa se alargó durante toda la tarde y en Avilés encontrar espacio en una terraza era misión imposible.

2015, el referente

Porque Asturias está volviendo este puente al pasado. En concreto, a 2015. En aquella ocasión, hosteleros y hoteleros aseguraron que estaban ante «el mejor fin de semana del año». El 12 de octubre coincidió en lunes, con lo cual las estancias se prolongaron durante tres días. Los hosteleros del Oriente confesaban que «exportaban» clientes a otros locales, incluso, de otros concejos, ya que no tenían mesa libre. En los hoteles, no había opción de reservar, ya que los alojamientos estaban al completo. Como está ocurriendo en esta ocasión, con una fiesta en jueves que está facilitando las entradas escalonadas en los hoteles.

Nada que ver con lo ocurrido el año pasado, cuando Asturias tuvo durante este puente los precios más bajos de cuarenta días anteriores. Aquel 12 de octubre coincidió en miércoles, lo que anuló la posibilidad de puente. En aquel momento, el sector turístico recuperó la idea de que todas las fiestas se fijaran en lunes, para favorecer los desplazamientos.

Más noticias

No ha hecho falta reivindicar ese cambio en el calendario en esta ocasión. Los 115.000 viajes por carretera previstos por la Dirección General de Tráfico y los 170 vuelos que se esperan en el aeropuerto de Asturias son buen indicador de que la región se ha convertido en un destino referente. Y no solo por el lleno urbano. En los Lagos los turistas multiplicaban presencia, como en la Senda del Oso. 'Paca' y 'Tola' tuvieron a multitudes esperando por ellas en el cercado de Proaza.

Fotos

Vídeos