Alfonso Román López: «Pudo haber errores de gestión, pero no un delito»

Alfonso Román López llega a los juzgados de Oviedo acompañado de su abogado, Celso Álvarez-Buylla. / ALEX PIÑA
Alfonso Román López llega a los juzgados de Oviedo acompañado de su abogado, Celso Álvarez-Buylla. / ALEX PIÑA

El presidente del Colegio de Enfermería de Asturias declara como investigado por falsedad documental en las últimas elecciones

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

El presidente del Colegio de Enfermería del Principado de Asturias (Codepa), Alfonso Román López negó ayer haber incurrido en un delito de falsedad documental en las últimas elecciones colegiales. López -quien accedió al cargo tras el fallecimiento del anterior presidente, Emilio Losa, en abril de este año- y dos secretarias del colegio declararon ayer como investigados ante la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo tras la querella presentada por la Asociación de Enfermería de Asturias, que sostiene que en la candidatura que encabezaba Losa se incluyó sin su consentimiento a dos colegiados, una como vocal y otro como suplente.

Román López sostiene que ambos le dieron su consentimiento verbal para ir en la lista. El acta de la primera reunión de la nueva junta directiva -celebrada el 16 de enero de 2016- que se envió al Consejo General de Enfermería recogía la toma de posesión de los titulares y los suplentes de dicha candidatura. Entre ellos figuraban los dos aludidos. «En una junta con caras nuevas, la secretaria se pudo confundir y pensar que estaban presentes en la toma de posesión», se justificó el actual presidente del Colegio.

«Más que una irregularidad»

En febrero, aquel acta de toma de posesión que la supuesta vocal no llegó a firmar fue ratificado por los miembros de la junta. Es ahí donde el abogado de la Asociación de Enfermería, Alejandro Riera, entiende que se volvió a incurrir en una falsificación de documento privado «porque se hizo mal un acta a sabiendas. Y eso va más allá de una mera irregularidad».

Fue casi cuatro meses después, en abril, cuando la supuesta vocal envió un burofax negando haber dado su consentimiento y que hubiera tomado posesión del cargo, cuando la directiva de Emilio Losa rectificó el acta de enero.

«Se sustituyó por el primer vocal suplente en cuanto ella nos comunicó que no quería tomar posesión. ¿A quién se causó daño? Inconvenientes puede, pero perjuicio no se causó a nadie. Podemos haber cometido errores en nuestra gestión, porque no somos profesionales, sino enfermeros, pero un error no es un delito, sobre todo si es involuntario. De eso a un delito de falsedad hay un abismo», se defendió Alfonso Román López, que se acogió a su derecho a no responder las preguntas del abogado de la Asociación de Enfermería de Asturias.

Durante su declaración, también negó irregularidades por la inclusión en la candidatura que encabezaba Losa de dos colegiados ya jubilados. Según él, es algo que permiten los estatutos del colegio, algo con lo que no está de acuerdo el sector crítico, enmarcado en la citada asociación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos