Alonso defiende una «carta de servicios educativos mínimos y comunes» para todo el país

El consejero propone en el Senado una prueba selectiva previa al acceso a la función pública para unificar la formación de profesores

E. C. GIJÓN.

El consejero de Educación, Genaro Alonso, reclamó ayer ante la comisión del Senado que aborda el pacto educativo un «refuerzo» de la calidad del sistema.

Entre sus propuestas destaca la petición de que se elabore una «carta de servicios mínimos y comunes» a todos los territorios, lo que desde su punto de vista garantizaría los «mismos derechos con independencia del lugar de residencia». La idea se completa con un marco común para evaluar a los centros a través de unos indicadores estatales consensuados. En el plano lectivo, Alonso defendió la necesidad de reducir el número de materias de la enseñanza básica, especialmente en Primaria. También planteó la idoneidad de incorporar una asignatura de valores éticos obligatoria en todas las etapas. Para el titular de Educación en el Principado, el currículo actual incluye un exceso de contenidos y se centra más en temarios que indicadores, por lo que apunta la posibilidad de abordar un modelo basado en estándares o competencias básicas.

Implantar una prueba selectiva previa al acceso a la función pública con el fin de unificar la formación del profesorado fue otra de sus propuestas, que incluirá un periodo de prácticas remuneradas en los centros educativos. El consejero recalcó la necesidad de configurar un cuerpo único de profesorado para el acceso a la carrera profesional y demandó un mayor respaldo a la escuela pública.

Fotos

Vídeos