«La amistad queda por encima», dicen los que pagaron la fianza de Riopedre

El exconsejero está en libertad provisional gracias a que sus amigos pusieron los 100.000 euros de garantía

R. MUÑIZ GIJÓN.

Las condenas por corrupción son raras en Asturias. Entre 2015 y el primer trimestre de 2017 la Audiencia Provincial dictó cuatro por delitos contra la administración pública, según las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial. Esa escasa frecuencia ha realzado el interés por todo lo relativo al 'caso Renedo' y puesto la lupa sobre el principal político implicado: José Luis Iglesias Riopedre.

El que fuera consejero de Educación afronta una pena de seis años de privación de libertad por la comisión de cuatro delitos. Se le reprocha firmar contratos ficticios a sabiendas y confabularse con su 'número 2' y empresarios afines, que eran los que a la postre se beneficiaban realmente del dinero público. Es significativo que la sentencia no obligue a Iglesias Riopedre a devolver euro alguno al erario autonómico y que sí imponga esa exigencia a su hijo.

La suerte de Iglesias Riopedre atañe a él, y a su familia, pero también a todos aquellos que cedieron sus propios fondos para reunir los 100.000 euros de fianza que le permitieron salir de la cárcel en libertad provisional. «Para valorar la sentencia habrá que leerla, pero la amistad queda por encima de estas cosas», indicó Francisco Macías, uno de los portavoces de aquella plataforma de afines. En aquella lista de donantes había políticos, militantes y docentes. Herminio Sastre, el sucesor de Iglesias Riopedre al frente de la consejería, reconoció públicamente que estaba entre los que pusieron los euros.

Francisco Macías Amigo del exconsejero «No sabemos si ahora ese dinero se recupera o servirá para las responsabilidades»

«No sabemos si ese dinero se recuperará o queda para hacer frente a las responsabilidades, pero tampoco me preocupa; una vez que prescindes de él, ya no cuentas con él», apuntó Macías. El amigo de Riopedre reconoce que la colecta se hizo cuando el sumario estaba bajo secreto y que cuando se supieron los indicios en contra del político «puede ser que alguno dijera que si llega a saberlo antes no ponía el dinero».

Fotos

Vídeos