Ampliada la investigación que analiza si un paciente murió por culpa de unas gasas

R. MUÑIZ OVIEDO.

La investigación abierta en el juzgado de Instrucción número 1 de Oviedo para determinar si un paciente del HUCA falleció a causa del olvido de dos compresas en una intervención de corazón sigue adelante. Ayer testificó el abogado Alfredo García, que fue quien cumpliendo órdenes de un cliente que quiere permanecer en el anonimato, dio información a los deudos de J. L. G. R. sobre la posible negligencia.

El misterioso confidente detalló aspectos de las dos operaciones por las que pasó el fallecido. La primera habría sido el 11 de diciembre. Un segundo equipo intervino en 2 de enero, encontrándose supuestamente coágulos y las dos compresas que, aseguró, se habría olvidado el equipo médico anterior. Según el anónimo, habría «intento de ocultar información mediante coacción» y «peligro de destrucción de pruebas».

El cliente de García López le pidió redactar esa versión de los hechos y hacérsela llegar a los deudos. El letrado lo hizo delante del padre del difunto y otro pariente, permitiendo que se grabara aquella conversación. Según ratificó ayer, a esa charla se limita su conocimiento del asunto.

Hasta ahora solo ha declarado como investigado el jefe del equipo médico de la primera operación. El abogado de la defensa inquirió al testigo si tiene animadversión por su cliente, basándose en algunas de las expresiones utilizadas durante la reunión con los deudos. Alfredo García negó que esa fuera su opinión, si bien recordó que en los últimos tiempos venía recibiendo comentarios sobre posibles malas praxis. El testigo aclaró que de esos relatos no se derivó causa penal alguna.

La instructora ha decidió ampliar el abanico de la investigación, y en las próximas semanas tiene previsto tomar declaración a otros facultativos implicados en el caso, del primero y del segundo equipo médico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos