Anegado el centro de Villaviciosa y El Puntal, afectado por un argayo

Un vecino observa el argayo de El Puntal. / JOSÉ SIMAL
Un vecino observa el argayo de El Puntal. / JOSÉ SIMAL

Al alcalde maliayo exige al Principado un plan de emergencias ante la previsión de más tormentas

E. FERNÁNDEZ / M. MENÉNDEZ VILLAVICIOSA / GIJÓN.

La intensidad de la lluvia se dejó notar en el concejo de Villaviciosa. Muchas zonas del centro de la capital maliaya resultaron anegadas, se produjo un gran argayo en El Puntal, que afectó al puerto deportivo, y numerosos deslizamientos de tierra salpicaron las poblaciones del concejo. Por ello, el alcalde maliayo, Alejandro Vega, mantuvo ayer una reunión con responsables de Seguridad Pública del Principado para solicitarles colaboración y elaborar un plan de emergencias municipal.

El día amaneció con inundaciones en la zona de La Barquerina, la plaza del Ayuntamiento, las calles Marqués de Villaviciosa y Alejandro Casona, la avenida de España y la zona del polideportivo. Pero la mayor inquietud la provocó el desprendimiento de tierras que se registró en El Puntal, en la carretera que da acceso a Tazones, y que afectó al puerto deportivo, la zona de aparcamiento y los viales portuarios. También se registraron argayos y caídas de árboles en Arroes de Arriba, Sariegomuerto, Pueyes y Camoca. Además, hubo inundaciones en las cercanías de la playa de Rodiles.

Alejandro Vega reclama con urgencia un plan de emergencias municipal porque «todo lo que se haga en esta materia será poco, pues desgraciadamente ya hemos vivido situaciones graves en Villaviciosa y debemos estar preparados para responder ante los riesgos que se puedan producir, dada la cada vez mayor vulnerabilidad de Villaviciosa ante las inundaciones».

En la vecina Nava también hubo problemas, con el corte de la carretera AS-336, cerca de Ceceda, por un socavón generado por las lluvias. Un poco más al oriente, en el concejo de Caravia, también fue necesario cortar un carril de la carretera AS-260, que conecta con el Alto del Fito, por un argayo. En ambos municipios fueron numerosos los pequeños desprendimientos de tierra que trajeron consigo las fuertes lluvias del fin de semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos