Aparece un corzo malherido en una carretera de Salas

El corzo, a la orilla de la carretera en Ablanedo. / CEPESMA
El corzo, a la orilla de la carretera en Ablanedo. / CEPESMA

El presidente de Cepesma critica que los guardas del Principado tardaron «cinco horas» en recoger al animal, que tuvo que ser sacrificado

DAVID S. FUENTE ABLANEDO (SALAS).

Cinco horas tirado, en una carretera del concejo de Salas. Un ejemplar de corzo apareció el viernes en una de las márgenes de la carretera de Ablanedo, en la parroquia de La Espina. Fue encontrado a las ocho y media de la tarde, herido, por causas que se desconocen. Y no fue hasta cinco horas después, ya muy entrada la noche, cuando finalmente acudieron los guardas del Principado para recoger al animal. Así lo relataba el presidente de Cepesma (la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas), Luis Laria, que cargó contra la actitud del Gobierno regional, que permitió «que un corzo moribundo permaneciese en la carretera durante más de cinco horas».

«Es una vergüenza, esto no es un paraíso natural», criticó Laria. El corzo estaba en una orilla de la carretera y no podía moverse. Pese a las reiteradas llamadas al Servicio de Emergencias del Principado de Asturias, remarcó Laria, «nadie acudió a socorrer al animal».

Varios particulares quisieron retirarlo de la vía, pero «los funcionarios de Carreteras lo impidieron», añadió el presidente de la Cepesma. Finalmente y tras algo más de cinco horas, los guardas del Principado se llevaron al animal, el cual fue sacrificado.

Cepesma culpa de lo sucedido a los dos coordinadores de la Guardería de esta actuación, además de responsabilizar a la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, y al director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo. Asimismo, el presidente de Cepesma lamentó que este tipo de situaciones «se repiten demasiado a menudo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos