Aparece el cuerpo de Carlos Balmori en una playa de Llanes

Aparece el cuerpo de Carlos Balmori en una playa de Llanes

G. P. LLANES.

Los nueve intensos días de búsqueda e incertidumbre en torno al paradero del joven Carlos Balmori se cerraban ayer con el peor de los resultados. La alerta saltaba a última hora de la tarde del lunes, cuando a las 20.15 horas aparecía un cadáver junto al Cantábrico, en la playa de San Antonio, un arenal situado en las inmediaciones de la localidad de Picones. Una mujer, que estaba paseando por esta zona, fue quien halló el cuerpo, señalan fuentes vecinales.

Se ponía así en marcha un operativo de la Guardia Civil que se encargó de trasladar el cuerpo al Instituto de Medicina Legal para proceder a la autopsia e identificación del varón. En la mañana de ayer, la familia de Carlos Balmori confirmaba sus más temidos presagios. Fuentes cercanas a la familia indicaron que el cadáver fue identificado al llevar encima la documentación. La desaparición de este vecino de Llanes de 33 años se producía el pasado domingo 13 de mayo. A las 9.30 horas de aquella mañana se le perdió la pista tras salir de su domicilio, sin avisar a ningún familiar y sin llevar consigo el teléfono móvil, según los datos facilitados entonces por la Guardia Civil. Sus familiares recorrieron las calles de la villa llanisca durante toda la mañana y, tras varias horas de búsqueda sin resultado, presentaron una denuncia en el cuartel de Llanes. A las cinco de la tarde, encontraban su coche en las inmediaciones de La Talá, cerca de los acantilados de San Pedro.

A lo largo de las siguientes jornadas un amplio dispositivo, integrado por Guardia Civil, bomberos del Servicio de Emergencias, miembros de la Cruz Roja y de Protección Civil de Llanes y Ribadesella, rastreó sin éxito la costa en busca de este joven.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos