Aparece destrozada la Virgen del Urriellu

Estado en el que se ha encontrado la imagen. / REFUGIO DE URRIELLU

Dos escaladores madrileños encontraron la imagen en la base de la montaña. Le falta la cabeza y un trozo de la parte izquierda del cuerpo

TERRY BASTERRA ARENAS.

Los peores temores se han confirmado. La imagen de la Virgen del Urriellu desaparecida hace unos días ha aparecido. Y lo ha hecho destrozada. La talla de trece kilos y realizada en roca caliza -la misma del Naranjo de Bulnes- por los artesanos de la cantería Cardín, situada en la localidad canguesa de Las Rozas, ha sido hallada por dos escaladores madrileños en la base de la montaña. Concretamente en la aproximación al inicio de la vía conocida como la Rabadá, en la cara oeste del Urriellu.

Los guardas del refugio del Pico no tienen ninguna duda de que lo ocurrido no ha sido un hecho fortuito provocado por el temporal que tuvo lugar durante la pasada semana. Están seguros de que la Virgen no se cayó, sino que alguien la arrojó al vacío. Los escaladores Enrique Martín y Javier Guzmán localizaron lo que quedaba de la talla (le falta la cabeza y parte de la zona izquierda del cuerpo) en una zona muy frecuentada. Y no solo por alpinistas, también por senderistas que acuden caminando hasta la base de la montaña más representativa de Asturias para tocar y sentir su imponente pared de roca caliza. De ahí el riesgo que entraña el que haya sido arrojada desde la cima.

«Tuvieron que tirarla porque hasta el lugar donde la han encontrado es imposible que hubiese llegado a causa del temporal», aseguró Sergio González Bada. Sostiene que los autores incurrieron en «un riesgo porque en esa zona hay gente escalando o senderistas que van simplemente a tocar la montaña al ser también el lugar donde caen menos piedras» de todas las caras del Naranjo de Bulnes.

«Vandalismo de montaña»

El guarda califica lo ocurrido de «vandalismo de montaña, algo que está en auge». Indica, en este sentido, que «en los refugios de montaña hay veces que parece que tenemos que andar como policías porque teníamos pequeños hurtos, pero hemos puesto medidas disuasorias». Gracias al registro de las personas que hacen uso del refugio, así como el conocimiento de las que ascienden al Urriellu, los guardas piensan que tienen identificada a la persona que tiró a la Virgen desde la cima. Saben quienes subieron antes del temporal de la pasada semana y el domingo, cuando el tiempo mejoró. Fue ese día cuando el guía Mario Blanco Pascual dio la voz de alarma.

Fotos

Vídeos