Aplazan la exhumación del cura de Tineo por no presentarse el supuesto hijo

T. BASTERRA CANGAS DE ONÍS.

Estaba todo previsto para que la próxima semana se procediese a la exhumación del cuerpo del anterior sacerdote de Tineo, pero las tareas para desenterrar el cadáver han sido aplazadas sin fecha. El motivo: la ausencia del supuesto hijo del cura que se tenía que haber personado a principios de esta semana en la localidad canguesa de Zardón y en cuyo cementerio descansan los restos mortales de Cándido García Tomás.

El hombre, que ha presentado una demanda de paternidad, cuenta con una autorización del juzgado de Instrucción número 2 de Gijón por la que se ordena la realización de esta exhumación para realizar un cotejo de ADN. Pero el presunto hijo del cura no acudió esta semana. Ni él, ni nadie con el documento el día en el que estaba previsto que se recuperase el cuerpo del sacerdote fallecido en noviembre.

Según explicaron fuentes próximas a las investigación, desde el juzgado de Cangas de Onís se han comunicado al de Gijón estos hechos y se le ha solicitado que les remita una copia de la autorización para poder proceder a fijar una nueva fecha para llevar a cabo la exhumación.

Una vez se lleve a cabo el desenterramiento se procederá a extraer una muestra de ADN de los restos mortales del cura para cotejarla con la del hombre que dice que Cándido era su padre y ha presentado una demanda de paternidad. La ausencia de esta persona ha desconcertado a los sobrinos del sacerdote, quienes sí estuvieron presentes en el cementerio de Zardón el día en el que estaba fijada la exhumación.

Son ellos los herederos de los bienes y el dinero del religioso, cuyo legado supera el millón de euros. Según su testimonio, desconocían que su tío tuviese un hijo, aunque sí conocían a la madre del denunciante, a la que consideraban «una amiga de él».

Temas

Tineo

Fotos

Vídeos