Aprobada la publicidad de bebidas alcohólicas para apoyar la sidra y el vino de Cangas

La Junta modifica la ley de drogas para atender el requerimiento de la UE de que no fuera proteccionista con los productos asturianos

M. M. C. GIJÓN.

La Junta General tuvo que modificar -y ayer lo hizo efectivo- la Ley de Atención Integral en Materia de Drogas y Bebidas Alcohólicas para que se pudiera hacer publicidad de la sidra y del vino de Cangas. Y ello fue necesario después de que la Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes de la Unión Europea considerara discriminatorio, por motivos de origen, que el anterior texto legal solo permitiera publicitar la sidra y las bebidas alcohólicas sometidas a denominaciones de origen protegidas o indicaciones geográficas limitadas al Principado de Asturias.

Para dar cumplimiento al requerimiento comunitario, ayer se modificó la ley con los votos a favor de PSOE, PP, Foro y Ciudadanos, mientras que Podemos e IU se abstuvieron. El nuevo texto prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas en cualquier tipo de soporte de titularidad pública siempre que tengan una graduación superior a los veinte grados. Pero, además, si se trata de publicidad exterior se ha de situar a más de doscientos metros del perímetro de centros educativos o centros sociales destinados al apoyo a personas con problemas de alcoholismo.

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, explicó que la legislación asturiana no puede contemplar una «situación diferente» para bebidas como la sidra o el vino. Durante el debate parlamentario, el diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé indicó que el tope de 20 grados no deja a su partido «muy satisfecho» ya que «con sidra y cerveza también te puedes volver alcohólico si no sabes beber», mientras que la diputada Carmen Fernández (Foro) explicó que «nuestra intención era acotar más la promoción de nuestros productos». Por parte de Izquierda Unida, la parlamentaria Marta Pulgar apuntó que «se desvirtuó el debate en atención a otros intereses» como la protección de la sidra y desde Podemos, el diputado Andrés Fernández Vilanova pidió «reflexión» a los grupos sobre las consecuencias de los textos que se aprueban «para no legislar a la ligera en contra de los intereses de los asturianos».

La medida ampara a las de menos de 20 grados y en anuncios a 200 metros de colegios y centros de alcohólicos

El popular Carlos Suárez criticó la ley por «tardía», aunque la juzgó «muy necesaria», mientras que la socialista Carmen Eva Pérez resaltó que las cuestiones que motivaron el «amplio consenso» que llevó a la aprobación de la ley en 2015 «no han cambiado».

Por otro lado, Víctor Álvarez, gerente de la bodega Monasterio de Corias, dijo a EL COMERCIO que «el vino de Cangas es, sobre todo, un alimento. Estaba en desventaja por ser una bebida alcohólica». «Obviamente, todo lo que sea promocionar el producto es bienvenido. El vino de Cangas necesita promocionarse: hay que darlo a conocer y ponerlo en valor. Es un producto agroalimentario que ha dado un salto cualitativo impresionante en muy poco tiempo», remarcó.

Fotos

Vídeos