«El árbol encarna el alma viva de Asturias», afirma el naturalista Díaz-Formentí

«El árbol encarna el alma viva de Asturias», afirma el naturalista Díaz-Formentí

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

Más de setenta especies de árboles y arbustos pueblan los valles y montes del Principado. Una riqueza de flora que el médico estomatólogo y experto naturalista José María Fernández Díaz-Formentí se encarga de poner en valor en su libro 'Árboles y Arbustos de Asturias', que presentó ayer en el Real Instituto de Estudios Asturianos (Ridea).

El volumen, una edición revisada y ampliada de la obra presentada en 2009 bajo el mismo nombre, se compone de casi novecientas fotografías que muestran en detalle los bosques asturianos. Según explica el propio autor, es un libro con varias funciones: «Por un lado, servir estrictamente como guía de identificación de las especies a través de imágenes de detalles significativos como las hojas, cortezas o frutos. Por otro, cada especie es tratada desde el punto de vista de su papel en la naturaleza de Asturias». Así, se convierte en una guía del árbol en relación con su entorno, que trata también la historia de la vegetación forestal de la región y la vincula al ser humano tanto en los usos como en los aspectos culturales.

Este especialista abarca una breve historia de la composición forestal del Principado. Los bosques asturianos, expone, no podrían entenderse sin «pensar en los hayedos que componen la vegetación de la montaña, así como en los robles». Asimismo, aborda algunas de las especies que cada vez se encuentran menos, pero que formaron parte vital del paisaje, como el carbayu. «Había sido un árbol muy emblemático, pero lamentablemente quedan pocas manchas extensas por la proliferación de castaños y, sobre todo, de eucaliptos».

Especies singulares como el mirto de brabante, el mirto común, el olmo temblón o el espino central también encuentran su hueco entre las páginas de 'Árboles y arbustos de Asturias', un ejemplar que pretende hacer entender «la importancia del árbol en el seno de la naturaleza; un ser hermoso y noble que en realidad es el alma viva de Asturias y sin la cual el paisaje sería irreconocible y feo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos