Los arquitectos del Easmu reciben el premio del Colegio Oficial

De izquierda a derecha, los arquitectos Manuel Hernández Sande, Enrique de Balbín, Ramón Rañada, Javier Calzadilla, Enrique Hernández Sande y Enrique Perea. /  PABLO LORENZANA
De izquierda a derecha, los arquitectos Manuel Hernández Sande, Enrique de Balbín, Ramón Rañada, Javier Calzadilla, Enrique Hernández Sande y Enrique Perea. / PABLO LORENZANA

El Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias entregó ayer el premio COAA+10 a los hermanos Hernández Sande, Enrique y Manuel, y a Enrique Perea por su proyecto para el Edificio Administrativo de Servicios Múltiples (Easmu), que alberga oficinas de varias consejerías del Gobierno regional. Ubicado en Llamaquique, se considera que cumple con el objetivo que se marca este galardón, es decir, ser una obra que tras llevar al menos diez años construida sigue «manteniendo su propuesta arquitectónica y constructiva con la calidad adecuada».

El acto de entrega del galardón, en el que también fueron condecorados con las Insignias de Oro a 50 años de profesión los arquitectos Javier Calzadilla Pérez, Enrique de Balbín, Ramón Rañada y Ángel Mayor Villarejo, se celebró precisamente en el salón de actos del Easmu. Acudieron el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra; la decana del Colegio de Arquitectos de Asturias, Sonia Puente Landázuri; el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Oviedo, Ignacio Fernández del Páramo, y el consejero delegado de SEDES, Juan Ramón García-Secades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos