El arzobispo no tiene «ninguna duda» de que los Reyes acudirán a Covadonga en el centenario

Los Reyes, con el arzobispo Carlos Osoro, durante su visita a Covadonga el 31 de enero de 2004, cuando todavía eran Príncipes de Asturias. / EFE
Los Reyes, con el arzobispo Carlos Osoro, durante su visita a Covadonga el 31 de enero de 2004, cuando todavía eran Príncipes de Asturias. / EFE

Jesús Sanz Montes acompañará al Papa Francisco en su próximo viaje a Perú entre el 18 y el 21 de enero

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

«Yo no tengo ninguna duda de que la visita se efectuará y que será un regalo para Asturias, para España y para la Corona». Así de rotundo se mostró ayer el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, al ser preguntado por la posible participación de los Reyes de España en alguno de los 80 actos programados para celebrar en 2018 el primer centenario de la coronación canónica de la Virgen de Covadonga y que fue declarado Año Jubilar Mariano. El arzobispo explicó en el programa 'El espejo', de la Cadena Cope, que «estamos trabajando con la Casa Real, pero tanto el calendario de Sus Majestades como el formato que eventualmente se pueda dar a esta tan esperada visita no es cosa sencilla».

Lo cierto es que desde el Arzobispado de Oviedo se trabaja de manera intensa para que esa visita se concrete. Y parece que falta poco para ello. Sanz Montes apuntó que «me he visto en varias ocasiones con los responsables de la Casa Real y estamos dando pasos. Yo veo que Sus Majestades se hacen presentes cuando hay una efeméride particular, cultural o religiosa en España y siempre es un regalo poder contar con nuestros monarcas en esta cercanía que les hace, en el sentido más noble, tan populares».

El arzobispo apeló a la vinculación que une a la monarquía con Asturias, en general, y con Covadonga, en particular: «Teniendo una Corona así de cercana y cariñosa, y ante un evento de esta magnitud cultural, religioso y social en Covadonga y además estando el Real Sitio tan vinculado a la Corona de España, empezando por el Principado, yo no tengo ninguna duda de que la visita se efectuará y que será un regalo para Asturias, para España y para la Corona».

De viaje con el Papa

Mucho más inmediato para Jesús Sanz Montes es el viaje que compartirá con el Papa Francisco a Perú entre los próximos días 18 y 21 de enero. El arzobispo de Oviedo fue elegido por el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española como representante de los obispos españoles en este viaje y aseguró que se trata de «un viaje que no será ni de placer, ni de turismo, sino que tiene toda la carga apostólica de querer comunicar algo que suene y sepa a 'buena noticia' para la gente que está necesitada de escucharla».

A buen seguro que el arzobispo aprovechará el viaje para trasladar al Papa Francisco el significado para Asturias del centenario de Covadonga, así como la diversidad de actos organizados y la futura visita de los Reyes. Y es que, aunque hace unos meses negara haber invitado al Santo Padre a participar en el Año Jubilar, el abad del Real Sitio, Adolfo Mariño, sí había apuntado que «nuestro deseo sería que viniera». A nadie se le escapa la dificultad de encontrar un hueco en la apretada agenda del Papa Francisco, pero podría jugar a favor de la visita el hecho de que el Papa, cuando aún era el joven franciscano Jorge Mario Bergoglio, pasó una temporada en Asturias, donde tiene familia lejana.

Sanz Montes también resaltó ayer la personalidad del Sumo Pontífice, del que dijo que, a diferencia de otros papas, «suele escoger lugares para sus viajes apostólicos donde las comunidades cristianas con las que se encuentra tienen dificultades de todo tipo y donde la llama de la esperanza es urgente y es necesario poderla encender. Ir a Perú es ir a un pueblo muy querido, pero que atraviesa serias dificultades».

El arzobispo tiene previsto compartir la cena de Nochebuena con los presos del centro penitenciario de Villabona. Y es que quedó muy marcado por los internos, con quienes ya conmemoró el nacimiento de Jesucristo hace cuatro años. «Salí conmovido -decía entonces- porque vi llorar a la gente de emoción».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos