Aspaym prevé ofrecer rehabilitación a domicilio a discapacitados de toda Asturias

Sala de rehabilitación de Aspaym en Oviedo. /A. PIÑA
Sala de rehabilitación de Aspaym en Oviedo. / A. PIÑA

«Los lesionados medulares siguen siendo personas y deben tener cabida en la sociedad», trata de concienciar la asociación

L. MAYORDOMO OVIEDO.

En las amplias instalaciones de las que dispone en Oviedo, en las inmediaciones del nuevo HUCA, Aspaym ofrece un servicio de rehabilitación por el que cada año pasan unas 150 personas. «Trabajamos con ellos en sesiones de noventa minutos, dos veces por semana, con ejercicios de mecanoterapia adaptados y trabajo en camilla individualizado en función de cada patología», explica Lucía Orille, coordinadora de rehabilitación. Es un trabajo que no solo realizan con lesionados medulares, también con pacientes que han sufrido un ictus, un derrame cerebral, con parálisis cerebral o patologías de espalda. Pero los responsables de Aspaym, que cuenta con cerca de 800 asociados, saben que no están llegando a todos los que necesitarían este servicio para mejorar su calidad de vida. Por eso pretenden descentralizarlo. Extenderlo a toda Asturias.

Según explicó ayer el presidente de la asociación, Eduardo Llano, es algo que ya se está haciendo en el occidente de la región, a donde, dos veces por semana, se desplaza una fisioterapeuta que atiende a los pacientes en un local cedido por el centro de salud de Navia. La idea ahora es abarcar toda Asturias y, además, hacerlo a domicilio, «para que sea un tratamiento más especializado».

El más joven, de dos años

El de la rehabilitación es solo uno de los muchos servicios que Aspaym ofrece a sus asociados. En estos momentos, el más joven apenas tiene dos años. El mayor, supera los 80. Todos celebraron ayer su día, el de la Lesión Medular, jornada en la que Eduardo Llano subrayó la necesidad de un cambio de conciencia general porque los lesionados medulares «siguen siendo personas y tienen que tener cabida en la sociedad». Se estima que cada año se producen en España unos mil nuevos casos. Y que el 80% tienen un origen traumático, siendo los accidentes de tráfico, las caídas fortuitas y las zambullidas las causas más habituales. A partir de ese momento, «el cambio de vida es total».

Desde Aspaym insisten en mejorar la accesibilidad de las ciudades porque «es un diseño universal que no perjudica a nadie». Para reconocer éste y otros esfuerzos de particulares, empresas, entidades y administraciones, esta asociación entregará el 12 de diciembre unos premios que llegan a su novena edición.

Fotos

Vídeos