Un asturiano, entre los siete investigados por emitir falsos permisos de motos

Un asturiano, entre los siete investigados por emitir falsos permisos de motos

La Guardia Civil implica al director, un profesor y cinco alumnos de una autoescuela en una operación contra la emisión de certificados ficticios

EUROPA PRESS

La Guardia Civil investiga a siete personas -el director y un profesor de autoescuela y cinco alumnos de la misma- por supuestos delitos de falsedad documental en la obtención del permiso de conducción de motocicletas de gran cilindrada. Se trata de hombres de nacionalidad española con edades comprendidas entre los 25 y los 53 años y vecinos de poblaciones de A Mariña de Lugo y Asturias.

Según ha informado el Instituto Armado, la Guardia Civil de Lugo ha finalizado la denominada 'Operación Pellas', en la que se han investigado las actividades de una autoescuela por la supuesta realización fraudulenta de varios cursos para la obtención del permiso de clase A que autoriza la conducción de motocicletas de gran cilindrada. En el marco de las actuaciones realizadas se procedió a la lectura de derechos como investigados por supuestos delitos de falsedad documental al director y a un profesor de autoescuela, así como a cinco alumnos de ésta.

La investigación se inició ante las sospechas de que se estuviera expidiendo, por parte de alguna autoescuela, certificados de aprovechamiento ficticios, "con el consiguiente riesgo para la seguridad vial que ello supone, tanto para el conductor como para el resto de usuarios", destacan las mismas fuentes.

Desde el 1 de septiembre de 2011 para la obtención del permiso de conducir de la clase 'A', que habilita la conducción de motocicletas de gran cilindrada -potencia superior a 35 kW y una relación potencia/peso de más de 0,2 kW/kg-, es necesario tener un permiso de conducir de la clase 'A2' con una antigüedad mínima de dos años, y superar un curso formación con una duración de nueve horas lectivas, distribuidas en conocimientos teóricos y prácticos impartidos por las autoescuelas.

Finalmente, a través de las investigaciones realizadas por el Grupo GIAT del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Lugo se pudo constatar que los cursos no se realizaban y se expedían los certificados de aprovechamiento que dan acceso a la obtención del permiso. "Este tipo de prácticas, aparte de ser una competencia desleal en el sector de las escuelas de conductores, afecta de manera grave a la seguridad vial, ya que habilitan a conducir motocicletas de gran cilindrada y potencia a personas que no han demostrado tener la suficiente pericia, provocando un riesgo elevado de accidentalidad", advierte la Benemérita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos