Los asturianos que serán All Blacks

Varios colegios de toda la región comienzan a preparar los equipos de rubgy que entrenarán con la selección de Nueva Zelanda antes de que recojan su Princesa de los Deportes

P.A. MARÍN ESTRADA

Una sencilla placa de mármol recuerda en la Public School de Rugby (Warwickshire, R. Unido) la proeza del estudiante William Webb Ellis, «quien con fina desobediencia de las reglas del fútbol como se jugaba en su tiempo tomó primero el balón en sus brazos y corrió con él originando así la distintiva característica del juego de rugby». Corría el año 1823 y Ellis acababa de inventar una disciplina que hoy practican millones de aficionados en todo el mundo y a la que ha querido reconocer el jurado del Premio Princesa de Deportes 2017 en la figura de los All Blacks, la selección nacional de Nueva Zelanda.

Ayer las canchas deportivas de varios colegios asturianos preparaban a sus propias selecciones para los entrenamientos que dirigirán jugadores del combinado neozelandés días antes de recoger su galardón en la solemne ceremonia del Campoamor. La iniciativa forma parte del programa 'Toma la palabra' de la Fundación Princesa de Asturias y contó con la colaboración de dos destacadas figuras del rugby de la región, la jugadora olímpica Berta García y Guiomar Magdalena, mejor deportista asturiana en esta disciplina. Las dos entrenadoras de lujo dirigieron el bautismo en la práctica del rugby de los equipos de Small Blacks en diferentes centros escolares. Magdalena lo haría en los colegios públicos de Navia y Tapia, mientras García recorría los de Cabrales, Llanes y el colegio de La Asunción en Gijón. En total, 78 colegios asturianos se han inscrito ya este programa y 46 ha recibido entrenamiento.

En la cancha de éste último, la deportista luanquina se mostraba «encantada de ayudar a difundir entre los más pequeños un deporte como el rugby, muy desconocido en España y que encierra valores muy importantes», entre ellos, «el respeto al equipo contrario, al propio, al árbitro y al público», unas reglas que forman parte de la propia naturaleza de esta disciplina de contacto en la que «el juego limpio es la base», recordaba Berta García. Han sido precisamente estos valores, encarnados en las propias normas de conducta de los All Backs, los que ha querido reconocer el jurado del Princesa de Asturias de los Deportes. Frente a su entrenadora, treinta alumnos de 5º y 6º de Primaria del Colegio la Asunción, formaban repartidos en sendos equipos para iniciar la sesión ejecutando la 'haka', el ritual basado en las danzas tribales aborígenes que han universalizado los All Blacks y que en esta ocasión contaba con una letra especial, enumerando las normas de conducta del deporte. Juan Luna, profesor de educación física, ponía así a prueba los conocimientos trabajados en el aula: «Aunque no contamos con equipo de rugby, sí enseñamos su práctica en la asignatura y Berta ya ha colaborado con nosotros en más ocasiones», relataba. Y añadía la importancia de transmitir valores: «Es muy importante para los niños la noción de respeto».

Los dos equipos de Small Blacks, uno con camiseta blanca y el otro negra, se sumergieron enseguida en el juego, orientados por García y tras la sesión de entrenamiento, tocaba poner en práctica las nociones adquiridas con un partidillo, que fue seguido desde las gradas por un entusiasta público de unos 150 alumnos de Primaria y en los que parecía también habérseles despertado el gusanillo por este deporte que será por primera vez galardonado en los Premios Princesa de Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos