564 asturianos tienen prohibido el acceso a juegos de azar y apuestas

564 asturianos tienen prohibido el acceso a juegos de azar y apuestas

La cifra aumentó casi un 19% en un año. «Es un problema difícil de detectar», reconoce el Principado, que ha diseñado un programa con 28 medidas para la prevención de la ludopatía

LAURA MAYORDOMOGijón

La cifra no ha dejado de crecer en los últimos años. El número de asturianos con una ludopatía reconocida que engrosan el denominado Registro de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ) era, a fecha 31 de diciembre de 2016, de 564 personas. Son prácticamente un 19% más que un año antes, cuando había 475 inscritos. En el año 2012, la cifra era de 347. Pero estos son solo los casos diagnosticados de ludopatía, «un problema difícil de detectar» y que preocupa al Ejecutivo asturiano, interesado en prevenir este tipo de conductas, sobre todo entre los más jóvenes. Porque, tal y como se puso de manifiesto hace dos meses en la presentación del protocolo de menores en materia de juego y apuestas, unos 800 chavales de menos de 18 años tienen problemas con el juego en Asturias. Son datos del Grupo de Conductas Adictivas de la facultad de Psicología de la Universidad de Oviedo.

Continuando con el desarrollo de la ley autonómica de 2014 de Juego y Apuestas, se ha diseñado ahora un programa para la prevención de la ludopatía que contempla 28 medidas que se aplicarán de aquí a 2020 con un presupuesto de algo más de 552.000 euros. Es «un plan pionero y ejemplo para otras comunidades autónomas», destacó el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez. Él fue el encargado de abrir esta mañana unas jornadas en las que se presentó en sociedad un programa que implica a cuatro consejerías –además de a la de Presidencia y Participación Ciudadana, la de Servicios y Derechos Sociales, la de Educación y la de Sanidad- y en cuya elaboración han participado las empresas operadoras, la asociación de Ludópatas en Rehabilitación del Principado, el Consejo de la Juventud y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Esas 28 medidas se articulan cinco ejes: formación e información (13 medidas), educación (seis medidas), control e inspección (siete), atención sanitaria (una) e inclusión social (una). Y, según subrayó Guillermo Martínez, el 70% de ellas están orientadas a la prevención.

Así, en lo que respecta a los más jóvenes, se desarrollarán contenidos curriculares para que la ludopatía y sus consecuencias sea materia de estudio en las aulas, se harán campañas específicas de formación e información para este colectivo y se controlará especialmente si los casos de absentismo están relacionados con la práctica del juego. Asimismo, se insta a incluir mensajes expresos de prohibición de participación a menores de edad en todos los materiales utilizados para el juego y las apuestas, que también habrán de incluir mensajes de advertencia sobre el peligro de su práctica abusiva.

Otra de las medidas de control e inspección que contempla este plan es la de regular las condiciones técnicas de homologación y funcionamiento de las máquinas recreativas, así como los precios de las partidas y los premios. Del mismo modo, se controlará la publicidad, el patrocinio y la promoción del juego presencial.

El programa para la prevención de la ludopatía del Principado de Asturias prevé además llevar a cabo terapias de rehabilitación tanto para las personas con esta patología como para sus familiares desde los recursos sanitarios públicos y, por primera vez, se contempla su participación en proyectos de inclusión social con el objeto de avanzar en su rehabilitación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos