Asturias acoge el lunes el primer viaje del tren propulsado por gas licuado

El convoy, en el taller de Renfe en Figaredo. / E. C.
El convoy, en el taller de Renfe en Figaredo. / E. C.

Los ministros de Energía y Fomento acudirán al recorrido inaugural, entre Mieres y Figaredo

E. C. GIJÓN.

Renfe iniciará el próximo lunes, en Asturias, las pruebas del primer tren de viajeros autopropulsado con gas natural licuado (GNL), con el objetivo de que este combustible se utilice en los servicios comerciales de cercanías. El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y su homólogo de Fomento, Íñigo de la Serna, asistirán a esta primera experiencia de tracción ferroviaria con GNL en Europa y la primera en el mundo en el sector ferroviario de viajeros, en la que colaboran Gas Natural Fenosa y Enagás. El tren saldrá de la estación de Mieres a las 11.28 y durará unos cinco minutos. La presentación del proyecto se hará en el vestíbulo de la estación de Figaredo, tras la llegada del tren.

Los ministros viajarán en el tren prototipo, que prestará servicio en la línea Baíña-Collanzo, entre las estaciones de Mieres Cercanías (Mieres Vasco) y Figaredo, donde se presentará el proyecto a los asistentes. El objetivo de la prueba piloto, que se prolongará durante cuatro meses, es verificar la viabilidad de una solución con potenciales ventajas ambientales y económicas para los tráficos, que se desarrollan actualmente con tracción diésel.

Se analizará la viabilidad de la adaptación de vehículos ferroviarios para su funcionamiento con motores y depósitos de GNL y el correspondiente análisis técnico, legal, económico y ambiental para la red ferroviaria española y europea.

El proyecto, coordinado por el Institut Cerdà y al que se suman ARMF como integrador ferroviario y Bureau Veritas como empresa especializada en inspección y certificación, se enmarca en la Estrategia de impulso del Vehículo con Energías Alternativas (VEA) en España 2014-2020.

El tren en que se realizan las pruebas, en un tramo de unos 20 kilómetros entre la estación de Trubia y la de Baiña con extensión a Figaredo, es un automotor de vía estrecha al que le ha sido retirada la maquinaria diésel para incorporarle otra de GNL, además de un depósito especial para el nuevo combustible.

Comparar resultados

El convoy contará también con una cabeza tractora impulsada por gasoil, lo que permitirá comparar los resultados de una y otra tecnología. De esta prueba en vía se extraerán conclusiones sobre requisitos técnicos de espacio, peso, refrigeración, y autonomía para la tracción de gas natural, además de otras consideraciones y variables comparativas en emisiones y economía operativa.

El gas reducirá las emisiones de óxidos de nitrógeno, óxidos de azufre, monóxido de carbono y partículas, además de disminuir la contaminación acústica. Igualmente se conseguirá una notable reducción de costes, dado el menor precio del GNL.

España cuenta con una larga experiencia de gestión de GNL y su logística se estudia en los Ministerios de Industria y Fomento, al amparo de las directivas comunitarias, con el objetivo de garantizar la seguridad de suministro para este mercado potencial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos