Asturias aplicará planes para evitar que los menores se inicien en el juego

Eliminará el carné profesional y modificará las condiciones de las máquinas de azar para favorecer la competitividad del sector

E. C. GIJÓN.

Desarrollar labores de prevención para evitar que los menores se inicien en el juego y actuar en el caso de que se detecte alguna conducta de este tipo. Son los objetivos que guiará el protocolo de actuación que el Gobierno regional promoverá, según se abordó ayer en la reunión del Consejo del Juego, presidida por el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, en la que se ha abogado por impulsar programas que incentiven actividades de ocio responsables.

Esta legislación ya incorpora medidas de protección de carácter preventivo que enmarcan la política de juego responsable, como las limitaciones de acceso o práctica, si bien el Ejecutivo autonómico ha optado ahora por abordar este asunto desde una «política integral de responsabilidad social». En ese encuentro se acordó elaborar un protocolo con las aportaciones de todas las partes implicadas, de modo que se articule un sistema coordinado de actuaciones, además de combinar acciones preventivas, de sensibilización y educación, de intervención y control y, en su caso, de reparación de los efectos negativos que se puedan producir.

Otro de los asuntos abordados por el Consejo del Juego fue el anteproyecto de primera modificación de la Ley del Principado de Asturias 6/2014, de Juego y Apuestas. Este desarrollo normativo permitirá reducir las trabas administrativas a las empresas mediante la eliminación del carné profesional y la modificación de las condiciones de las máquinas de azar. De este modo, «se favorecerá la diversificación de la oferta, igualando la regulación a la del resto de comunidades, lo que permitirá mejorar la competitividad del sector». El sector está integrado en Asturias por un casino, seis bingos, 19 salones de juego y 5.250 locales de hostelería inscritos. Hay censadas 127 empresas que dan empleo a 761 trabajadores.

206 millones jugados

En 2016, según los datos de la memoria de actividad, en Asturias se jugaron 206,2 millones de euros en máquinas recreativas, un 2,8% más que el año anterior. De esa cifra, el 74,8% (175 millones) se fue a premios.

Estas actividades generaron para el Principado en 2016 unos ingresos tributarios de 27,7 millones, un 0,9% más que en 2015, de los que el 92,7% correspondieron a la tasa por juegos de suerte, envite y azar, y el 6,5% al impuesto sobre el bingo. Durante el año pasado el grupo especial de inspección del juego realizó 1.129 controles, de los que 704 correspondieron a máquinas de juego y 175 a locales de hostelería.

Fotos

Vídeos