Asturias ayuda a trazar los mapas de Sudán del Sur

Paco Arévalo, Laura García e Iñigo Marañón, en la sesión de cartografía solidaria. / H. ÁLVAREZ
Paco Arévalo, Laura García e Iñigo Marañón, en la sesión de cartografía solidaria. / H. ÁLVAREZ

Medio centenar de voluntarios esbozan los planos geográficos que servirán a Médicos Sin Fronteras para trabajar en crisis humanitarias

L. MAYORDOMO GIJÓN.

Hay lugares en el mundo que no aparecen en los mapas. Eso complica el trabajo sobre el terreno a organizaciones como Médicos Sin Fronteras (MSF), que precisan de estas herramientas básicas para llegar las víctimas de crisis humanitarias y desastres naturales, evaluar sus necesidades y rastrear la propagación de enfermedades como el cólera. Ayer, medio centenar de voluntarios asturianos se prestaron a colaborar en esa tarea, tras responder a la convocatoria del primer 'Mapathon' -una especie de maratón de mapas- organizado por MSF y Missing Maps en colaboración con el Departamento de Geografía y el Observatorio del Territorio de la Universidad de Oviedo. Lo hicieron trazando los mapas geográficos de Sudán del Sur.

Precisamente, el primer país en el que Paco Arévalo, referente en geolocalización de Médicos Sin Fronteras y uno de los 'tutores' de la actividad de ayer, comenzó a colaborar con la ONG en 1993. «Ya entonces estaba en guerra», recuerda. En la actualidad, lograda la independencia del sur, continúan los conflictos. Ahora, internos. Y cada día hay cientos de desplazados.

Con iniciativas como la de ayer, que en España ya se han celebrado en Barcelona y Valencia, «por un lado hacemos mapas de lugares olvidados y a la vez estamos educando a la gente en lo que pasa en el mundo», destaca Arévalo.

El único requisito para participar en el 'Mapatón' era tener conocimientos básicos en el manejo de ordenadores. Una vez ante la pantalla, los 54 voluntarios que ayer acudieron a la cita en la Escuela de Ingeniería Informática de Oviedo tuvieron que conectarse a Open Street Map, «allí lo que ven es una imagen satelital de una zona que está sin cartografiar. Tienen que ir acercando la imagen para identificar casas, árboles, ríos, caminos... Y lo que van haciendo es dibujar por encima para crear el mapa», explica Laura García, delegada de Médicos Sin Fronteras en Asturias. «Es una tarea muy sencilla y que se puede hacer desde el sillón de casa», decía para animar a la participación. No en vano, otro de los objetivos del 'Mapathon' es aumentar la cifra de colaboradores que se impliquen en este «voluntariado virtual».

Fotos

Vídeos