«Asturias está por encima de la media en tratamiento oncológico», dicen los médicos

Los jefes de los servicios de Oncología del HUCA y de Cabueñes remarcan el rápido avance de los métodos de detección y de las terapias

Ó. P. GIJÓN.

«Asturias fue pionera desde los 70 en el tratamiento del cáncer. Fue de los primeros lugares en España en instalar radioterapia y Oncología Médica. Pese a que ahora no somos la primera referencia española sí que se puede decir que la región está por encima de la media nacional en tratamiento oncológico». Este análisis lo realiza Roberto Fernández, jefe de Sección de Oncología Médica en el Hospital de Cabueñes.

Según explica este médico, «el más veterano entre los oncólogos de Asturias», el papel del médico en la lucha contra el cáncer no solo se relaciona con los tratamientos: «Ahora cuenta el trabajo integral, enfocar personalmente los casos, juntarnos entre distintos especialistas y tomar cada caso e forma individual», explica.

Su homólogo en el HUCA, Emilio Esteban, comparte el primer diagnóstico de Fernández sobre la competitividad asturiana en esta materia: «Asturias ha sido una referencia desde los inicios en el desarrollo de la Oncología Médica, siendo pionera en la formación MIR y en el desarrollo de equipos multidisciplinares para el tratamiento integral del cáncer. La historia y la experiencia son el punto fuerte junto con una población y una sociedad solidaria que entiende que la investigación es una fuente de conocimiento y desarrollo», destaca.

Estos pasos han hecho que la supervivencia aumente significativamente cinco años después del diagnóstico del tumor. Así, según las últimas estadísticas, en el cáncer de colon la tasa de supervivientes ha pasado del 56 al 63%, del 21 al 27 en los tumores cerebrales o del 10,8 al 13,5% en el de pulmón. «Ahora se está incidiendo en las terapias dirigidas y en la inmunoterapia, dos grandes novedades que antes apenas existían», explica Fernández.

Esta lenta batalla se va reflejando en las cifras -ya sobreviven el 53% de los pacientes de cáncer- y, sobre todo, en las familias. «Unas veces hay que luchar por conseguir curar y otras para conseguir vivir con calidad y sentido el máximo tiempo posible», resume Esteban.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos