Asturias explota el Camino

Gráfico
Llanes. Dos peregrinas avanzan en su ruta frente a la iglesia y cementerio de Niembro. / NEL ACEBAL

El número de albergues va en constante aumento. Ahora hay 43 que ofrecen 1.105 plazas para pernoctar | La declaración como patrimonio de la Unesco dispara los peregrinos extranjeros

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Asturias cuenta con tres rutas jacobeas, aunque solo dos fueron incluidas por la Unesco, el 5 de julio de 2015, en la lista del patrimonio mundial. Se trata del Camino Primitivo y el Camino costero, así como el enlace entre ambos. Se quedó fuera el Camino del Salvador, que une León con Oviedo, al no haber sido declarado antes como Bien de Interés Cultural. Sin duda, esta declaración ha hecho que en los dos últimos años el número de extranjeros que hacen la ruta asturiana haya crecido de manera exponencial.

El primer hospital de peregrinos creado en Asturias data del año 883, después de que el rey Alfonso III donara a la iglesia de Santiago de Compostela varios bienes en el Principado, uno de ellos en Borres (Tineo). Durante el Medievo y la época moderna el número de albergues de peregrinos fue en aumento, hasta llegar al siglo XIX y primera mitad del XX, cuando el Camino de Santiago cayó en el olvido. Hubo que esperar hasta la década de 1990 para que se revitalizara la ruta y hoy son 43 los hospedajes que pueden encontrar los caminantes en la región, con un total de 1.105 plazas.

Según el 'Libro blanco del Camino en el Principado', en 2015 se registraron 33.504 pernoctaciones en el Camino de la Costa y 29.271, en el Camino Primitivo. Pero lo cierto es que los números no paran de crecer y son muchos los días en los que los albergues asturianos llenan sus plazas y los peregrinos han de buscar otras alternativas para pernoctar. Este auge que está viviendo la ruta jacobea asturiana ha hecho, además, que vaya a más la aparición de albergues de titularidad privada, ya que se trata de otro foco de atracción turística y que va en aumento.

Uno de los principales expertos en Asturias sobre el Camino de Santiago es José Luis Galán, presidente de la Asociación Astur Leonesa de Amigos del Camino de Santiago, entidad que además gestiona el albergue municipal de El Salvador, en Oviedo. Galán indicó que «este año ya se llenó el albergue algunas veces, a pesar de que tenemos 51 plazas. El año pasado tuvimos a estas alturas unos 1.900 peregrinos y este año ya hemos superado los 2.400, es decir, hay un incremento de alrededor del 20%».

Oviedo, punto de inicio

Hasta hace un par de años, en el albergue ovetense eran mayoritarios los peregrinos españoles, pero «la tendencia ha cambiado y este año se confirma. Estamos en que el 60% son extranjeros. Creo que la declaración de la Unesco como patrimonio mundial tuvo que influir». Eso sí, Galán advierte de que los números con los que cuenta «son solo de los peregrinos que duermen aquí, no de todos los que pasan por Oviedo». El año pasado, pernoctaron en este albergue 5.600 peregrinos y este año «habrá el doble fácil», apunta.

José Luis Galán sí ha advertido otra novedad, como que «Oviedo se confirma como lugar de inicio para hacer el camino. Hasta aquí vienen por otros medios e inician la marcha hacia Santiago. El Camino Primitivo es perfecto para hacer durante unas vacaciones, en 13 ó 14 etapas. Además de ser el primero, es un camino completo». Además, hay otros atractivos para visitar al Señor antes que al 'siervo', como son las recientes restauraciones de la Cámara Santa y del arca de la catedral.

Pero Galán no le quita el ojo al año 2012, próximo año jacobeo y que, sin duda, supondrá un importante aumento en el número de peregrinos que pasen por Asturias. Por eso, advierte de que «falta una infraestructura bien atendida. No establecimientos muy lujosos, pero sí bien atendidos, limpios, con duchas y otros servicios. Ahora ya está empezando a haber muchos albergues privados, porque ven que es una oportunidad».

Las administraciones públicas cada vez se van implicando más con el Camino de Santiago. El Principado publicó recientemente el 'Libro blanco del Camino en el Principado' y «se están haciendo cosas. El Ayuntamiento de Oviedo también está implicado», reconoce José Luis Galán.

La mayoría de quienes pasan por la capital del Principado hacen el camino interior. Los que vienen por la costa desde Ribadedeva han de decidir en Villaviciosa si realizan el itinerario interior o el costero, por Gijón y Avilés, saliendo por Castropol. El albergue Pedro Solís, de la Villa del Adelantado, es otro de los veteranos en la región. Víctor González, uno de sus responsables, indica que «tenemos unos 30 peregrinos los días de semana y en torno a 50 los fines de semana. Este mes se notó mucho el aumento». Además, le llamó la atención la cantidad de extranjeros que acuden a las instalaciones y la diversidad de edades. «Hemos tenido desde japoneses con más de 70 años hasta chicos de 18 ó 19 años de Corea del Sur». Pero la 'internacionalización' del Camino Costero no se quedó ahí, porque «hay gente de todos los países europeos, de Estados Unidos, Canadá, Australia, Argentina, Chile y hasta una familia de Alaska».

Plazas completas

El albergue de peregrinos de Gijón se puede decir que es atípico, pues ocupa parte del camping de Deva. Su responsable es Tony Amieva y explica que «llevamos varios años como albergue y estamos muy contentos. Se nota mucho el aumento de gente en primavera y verano. Nosotros siempre hemos tenido un 70% de extranjeros». Este albergue cuenta con 36 plazas y «llegamos a completarlas casi siempre, por lo que las aumentamos para facilitar el alojamiento a los que llegan. No los vamos a dejar tirados».

A Amieva también le preocupan los próximos años, viendo el desarrollo que están teniendo las rutas jacobeas. «Es importante organizarlo bien. Notamos que los peregrinos que llegan se quejan de la falta de información y de la mala señalización durante la ruta. Se pierden por el camino», explica, aunque también advierte de que otra de las quejas más recurrentes es «de la calidad de otros albergues. En el camping tienen una estructura de recepción todo el día y muchos servicios que dan un valor añadido. Pero en el resto de albergues esto les falla, pues en muchos solo tienen el alojamiento y con restricción de horario». Gijón es otro de los destinos asturianos muy apreciados por aquellos que hacen el Camino Costero y el año pasado pernoctaron en este albergue unas 4.700 personas, y eso que «cada año notamos un incremento», apunta Amieva.

Fotos

Vídeos