Asturias, Galicia y Castilla y León piden una norma para elegir a los mejores docentes

El consejero asturiano Genaro Alonso, con sus homólogos de Castilla y León, Fernando Rey, y Galicia, Román Rodríguez. /  EFE
El consejero asturiano Genaro Alonso, con sus homólogos de Castilla y León, Fernando Rey, y Galicia, Román Rodríguez. / EFE

Plantean que en su selección se tenga en cuenta su dominio de idiomas, tecnologías y nuevos procesos de enseñanza

L. M. / E. R. GIJÓN.

Dos días han estado los consejeros de Educación de Asturias, Galicia y Castilla y León reunidos en la capital leonesa para consensuar una serie de medidas que aspiran a que sean incluidas en el pacto estatal por la Educación. Hacen referencia a las escuelas rurales, la FP Dual, la Universidad, el uso de las nuevas tecnologías o el personal docente. En este último capítulo se recoge una de las propuestas más llamativas. La de actualizar la actual normativa de acceso a la función docente para «tender a una norma que elija a los mejores». Según su criterio, los procesos selectivos deberían tener en cuenta la competencia docente en metodologías activas o el dominio de otras lenguas y de las nuevas tecnologías. Eso sí, antes de implantar esa nueva norma de selección de «los mejores» creen que se debería establecer un proceso transitorio para que no queden fuera de la función docente quienes están en la actualidad forman parte del sistema educativo, los interinos y los alumnos de las facultades universitarias.

Sin abandonar el capítulo de personal, Asturias, Galicia y Castilla y León se marcan como objetivo rebajar la tasa de interinidad por debajo del 8%, meta para la que pedirán al Gobierno central que elimine el límite de la tasa de reposición «en cuanto sea posible» y convocarán las oposiciones con el mayor número de plazas posible.

En cuanto al sistema de financiación, coinciden en que se debería introducir un factor de corrección que distinga el coste del alumno en la escuela pública y en la concertada, teniendo en cuenta la ausencia de centros concertados en el medio rural.

Por su parte, la Junta de Castilla y León propondrá que la próxima prueba de Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU) se realice de forma simultánea y única en el conjunto de España. A su entender, tendría dos ventajas: por una parte los alumnos de comunidades académicamente más exigentes no se verían perjudicados en el acceso a estudios más competitivos, y al mismo tiempo sería un mecanismo de nivelación en todas las comunidades autónomas. Galicia mostró su respaldo a la medida pero el acuerdo «será más difícil con otras comunidades», reconoció el consejero de Educación de Castilla y León, Fernando Rey.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos