Asturias ganó 342 turistas diarios en 2017 y espera cerrar este año con 2,5 millones

El Principado habla de «ejercicio histórico», sobre todo en la oferta rural, y destaca el crecimiento del 4% en Gijón frente a la caída del 7% en Oviedo

CHELO TUYA GIJÓN.

Más de 6.300 clientes al día. Esa fue la media diaria del sector turístico asturiano en 2017. De ellos, 342 incrementaron la cifra lograda doce meses antes. Ganaron los alojamientos de la región 124.954 viajeros el año pasado, hasta el récord de 2.320.770. El viajero '2 millones' que llegó por primera vez en 2015 ha venido para quedarse. Y para traer amigos. Según los cálculos del consejero de Industria, Empleo y Turismo en 2018 vendrá el viajero '2,5 millones'.

Estaba ayer contento Isaac Pola, porque además de batir récord de viajeros, la región también lo hizo en pernoctaciones: 5.625.873, lo que supone 856 nuevas reservas al día de media. Unos números que han convertido al sector en el 10,7% de la economía regional, con «un incremento del gasto turístico del 8,2%». Se calculan 2.200 millones. Impulso que genera empleo: «Se llegó a 45.750. Es ya el 12,3% del total».

Durante su rueda de prensa, explicó que Asturias creció por encima de la media nacional y de la España Verde y destacó el tirón de Gijón, con un 4% más de clientes en hoteles, frente a la caída de Oviedo, que perdió un 7%. Unas cifras que, considera el consejero, serán mejoradas este año, con el triple hito histórico: 1.300 años del origen de Asturias, un primer centenario del parque de Picos de Europa y de la coronación de la Santina.

«Solo se llena el 20%»

Una versión optimista la del consejero que no comparte el sector. O no del todo. Si en la celebración del Día de Asturias en Fitur, el vicepresidente de Otea y experto en hotelería, Fernando Corral, ya advertía de que pese a los buenos números aún falta «mejorar en rentabilidad y ocupación», ayer sus homólogos de campings y casas rurales clonaron su discurso.

Pese a que la oferta rural asturiana fue la quinta favorita del país, con un nivel de reservas solo superado por Andalucía, Baleares, Castilla y León y Cataluña, y los empresarios vendieron 165.065 reservas más, hasta rozar el millón, «solo llegamos a un 20% de ocupación en fin de semana. Eso no permite mantener los negocios abiertos», advirtió Ana Soberón, vicepresidenta del Cluster de Turismo Rural. «Es que tenemos demasiada oferta», coincide el presidente de la Federación Asturiana de Turismo Rural (Fastur). Para Adriano Berdasco, «lo importante no es solo la cantidad, sino también la calidad. La ocupación no es buena y la rentabilidad, tampoco. Debemos hacer un análisis profundo del sector».

De precios congelados y baja rentabilidad también hablan los propietarios de campings. El gerente del mayor de la región, el gijonés de Deva, lo tiene claro «se va mejorando, pero de forma moderada. Y sin subir precios», zanjó Tony Amieva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos