Asturias registra la primera querella penal por delito de odio hacia la mujer

María Martín revisa la querella ante la mirada de Bárbara Román, Elena Ocejo y Rosa Cuervo, de Abogadas para la Igualdad. / PABLO LORENZANA
María Martín revisa la querella ante la mirada de Bárbara Román, Elena Ocejo y Rosa Cuervo, de Abogadas para la Igualdad. / PABLO LORENZANA

Abogadas para la Igualdad y Women's Link piden cárcel e inhabilitar al psicólogo de Oviedo que atiende a víctimas de maltrato y agresión sexual

CHELO TUYA GIJÓN.

«Se basa en estereotipos: la mala madre, la mala mujer. En la mayoría de los casos, no da credibilidad a las víctimas, a sus hijos e hijas. Entiende que las denuncias son falsas, que se presentan por motivos espurios o instrumentales. Eso supone denigrar siempre el testimonio de las mujeres». Elena Ocejo preside Abogadas para la Igualdad, entidad que aglutina a expertas juristas y que, desde a ayer, firma la primera querella penal por delito de odio hacia la mujer que se ha presentado en España.

Lo ha hecho junto a Women's Link Worldwide, una fundación sin ánimo de lucro que pone la experiencia legal a favor de la igualdad y en defensa de los derechos de las mujeres y las niñas. El denunciado es el psicólogo forense de Oviedo, el que debe realizar, a petición de los juzgados, informes sobre casos de violencia de género y abusos sexuales tanto en adultos como en menores. Las entidades firmantes de la querella piden para el acusado penas de cárcel, que pueden llegar a dos años y multa, además de inhabilitación y penas, también, por falsedad documental. La denuncia entró ayer en el juzgado de guardia y ahora será uno de instrucción de Oviedo en el que se decida si se admite a trámite.

«Conocemos demasiados casos en los que cuando las mujeres denuncian violencia de género o violencia sexual no se las cree por el hecho de ser mujeres y se las trata como unas mentirosas que se aprovechan de los procedimientos judiciales», lamenta la abogada de Women's Link Elena Laporta. De hecho, la querella se basa en cinco casos. Dos son de violencia de género y tres sobre abusos sexuales a menores. Uno de ellos se cerró después con condena para el adulto, pese a que el psicólogo no había dado credibilidad ni a la versión de la madre ni a la del menor.

«Máximo respeto»

Tras presentar la querella, el Principado quiso dejar claro su «máximo respeto a las decisiones judiciales y al proceso», explicó Guillermo Martínez, aunque indicó que «desde la propia Dirección General de Justicia se venía trabajando en la reorganización de los equipos sociales y desarrollando protocolos para mejorar la atención». El consejero de Presidencia aprovechó para recordar que, tal y como adelantó EL COMERCIO, Asturias tendrá el próximos año «un servicio de apoyo a los juzgados en materia de violencia de género». Lo prestarán las psicólogas de la Red Regional de Acogida, a través de Cruz Roja, y tendrá -dijo- un respaldo presupuestario «de 55.000 euros».

Desde las entidades que ofrecen atención a las víctimas, la querella presentada ayer era «la crónica de una noticia anunciada». Porque, como precisaron las firmantes de la querella, aunque se basa en cinco casos, «hay muchos más». Así, la Federación de Mujeres Progresistas de Asturias aplaudió la denuncia, ya que creen que esa persona «respalda eso que algunos llaman síndrome de alineación parental, que impulsó un pederasta», dijo Blanca Aranda. Para Jessica Castaño, presidenta de Mujeres Separadas y Divorciadas de Asturias, «Asturias no solo no cuenta con protocolos, sino que mantiene a 'profesionales' como este». Ambas han anunciado su respaldo a la querella interpuesta. «Ya era hora», afirmaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos