Asturias registró el pasado año 13.157 defunciones, cifra que duplica a la de nacimientos

E. C. GIJÓN.

Asturias registró el pasado año 13.157 defunciones, más del doble que los 6.097 nacimientos contabilizados, según datos provisionales publicados ayer por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei). Con ello, el Principado de Asturias registró en 2017 el segundo peor saldo vegetativo (diferencia entre defunciones y nacimientos) de la serie histórica iniciada por Sadei en 1990. Apuntó un saldo negativo de 7.060 personas, solo por detrás de 2015, ejercicio en el que fue de 7.095.

La estadística histórica del Sadei muestra que Asturias tuvo saldos negativos desde 1990. Solo en el cuarto trimestre de 2017, el Principado contabilizó 3.324 defunciones, frente a 1.522 nacimientos, lo que se traduce en una pérdida de población por causas vegetativas en dicho período de 1.802 habitantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos