Asturias rozará mañana los 30 grados

Un grupo de mujeres, disfrutando de la jornada de calor en la playa de San Lorenzo de Gijón./D. ARIENZA
Un grupo de mujeres, disfrutando de la jornada de calor en la playa de San Lorenzo de Gijón. / D. ARIENZA

La región disfruta esta semana de un tiempo primaveral que mañana será más propio del verano especialmente en las zonas del interior. Será la jornada más calurosa

Marta Alonso Ron
MARTA ALONSO RONGijón

Asturias se quita el abrigo esta semana. El buen tiempo de primavera se ha instalado en la región con cielos despejados y unas temperaturas que desde el fin de semana elevan progresivamente el mercurio. La tendencia de los últimos días se mantiene y, si el pronóstico es acertado, la de mañana será la jornada más calurosa de la semana con termómetros que rozarán los 30 grados centígrados. Es el caso de Cangas del Narcea o San Tirso de Abres, donde se espera alcanzar los 27 grados. También apretará el calor en otros puntos del Principado como en Mieres, Proaza o Teverga, donde las máximas podrían ser de 26 grados, o en Cangas Onís y Cabrales, donde el mercurio subirá hasta los 25.

Más información

El calor será incuestionable, tanto en los registros mínimos como en los máximos. Llegará además con una escasa previsión de viento y una nula presencia de lluvias que devolverán a la región estampa tan veraniega como la que se ha disfrutado este martes, con playas llenas de gente. Incluso con algún que otro bañistas que no se ha podido resistir a darse un chapuzón, aunque tanto este martes como mañana miércoles hasta el mediodía, se ha activado el aviso amarillo por olas de hasta 4 metros a partir de la tarde.

Esta situación será generalizada en prácticamente todos los puntos de la región y, al menos, hasta el domingo aunque las temperaturas, eso sí, irán descendiendo a partir de mañana con registros más propios de la primavera. No obstante, la excepción será el jueves. Según la Agencia Estatal de Meteorología, ese día no se descarta algún chubasco disperso durante la tarde, siendo más probable en la zona del Occidente, donde no se descartan tormentas. A partir de ese día, las probabilidades de lluvias serán más bajas aunque no se descarta algún chubasco aislado. No obstante, la situación comenzará a cambiar el domingo con un ligero descenso de temperaturas y mayor probabilidad de precipitaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos